Traslación del planeta Tierra

La traslación es el segundo movimiento más amplio de los tres simultáneos de la Tierra.




Tiene sus efectos aunque no perceptibles durante un día sino a mayor escala de tiempo. Es el movimiento de las estrellas en torno a los polos celestes a un ritmo de un tramo de 15º cada dos semanas (y 30º cada mes). Es el mismo efecto que el de rotación de 15º cada hora pero a escala de traslación es 365 veces más lento. Pero dentro de la escala de un día la Tierra tarda unos 7 minutos en recorrer la distancia equivalente a su propio diámetro (ver película), o en 1 hora recorre 8,5 veces su diámetro. 

Recorre 30.000 metros (30 km) cada segundo mientras un rayo de luz recorre una distancia 10.000 veces mayor.

Nótese que 30 km es 10.000 veces menos que 300.000 km, que es la distancia que recorre la luz en un segundo, lo que podríamos llamar “tramo luz” o “metro luz”, distancia en la que la Tierra cabe 23,5 veces. Así la Tierra tarda 10.000 segundos (16,666 minutos ó 7,2 horas) en recorrer 1 tramo o metro luz. O lo que es lo mismo al revés: un rayo de luz tarda 1 segundo en recorrer la distancia que la Tierra recorre en 10.000 segundos (mientras la luz cubre una distancia equivalente al diámetro de la órbita de la Tierra).

Así como durante la rotación nos parece que el Sol se desplaza hacia occidente, también durante la traslación del planeta el Sol parece desplazarse cierto tramo de grados de la Eclíptica. Mientras durante la rotación sí notamos claramente el aparente movimento, durante la traslación no podemos percibirlo, pero cada 13 horas se desplaza el tramo equivalente a su propio diámetro aparente, aunque no hacia oriente sino ante el invisible telón de las constelaciones eclípticas.

Esto es reflejo de que cada 13 horas la Tierra recorre la distancia equivalente al diámetro real del Sol. Ese tramo es una porción del círculo de la Eclíptica y podemos medirlo fácilmente en base a ese intervalo de 13 horas sabiendo que el círculo se estructura en 360 grados, que cada grado se subdivide en 60 partes o minutos de arco (arcmin) y conociendo el número de horas del año que es lo que tarda el Sol en recorrer la Eclíptica.

Y cada 24 horas, tras una rotación completa, recorre la 365ª parte de su órbita, un tramo o sección de círculo. La distancia recorrida está determinada por la rotación completa en 24 horas, pues el planeta gira simultáneamente a que se traslada.

Así, cada día, estando en un punto de la superficie giratoria del planeta, recorremos por el espacio del Universo -sin darnos cuenta- una trayectoria en forma de alargada onda.

Día espacial. Ver animación.

Es la 365ª parte del círculo orbital.

El número 365 es muy próximo a 360, que es el número de partes que se usan convencionalmente para estructurar el círculo, como el propio círculo de la órbita terrestre o el de la eclíptica, que es el plano de la órbita percibido desde el planeta como una línea recta. A esa 360ª parte se le denomina grado y se le apellida sexagesimal porque es múltiplo del 6. Seis es el número veces que se puede inscribir el radio del círculo en el perímetro interior del propio círculo.

Así, cada día la Tierra recorre un poco menos de 1 grado de su círculo orbital.

360º : 365’2422 días = 0,98º por día

Tal es su velocidad de traslación expresada en grados por día. Así mismo, la Tierra recorre 1 grado orbital cada: 

365’2422 días : 360º = 1’014 días por grado

Y teniendo en cuenta que 1 día son 1440 minutos, 1’014 días son:

1440 minutos x 1’014 días = 1461 minutos

Es decir un día (1440 minutos) y 21 minutos.

 

Y en una semana la nave Tierra se traslada la 52ª parte de su órbita, y es la distancia equivalente a 13 diámetros solares. Es el resultado proporcional de que, como leímos antes, cada 13 horas la Tierra recorre la distancia equivalente al diámetro real del Sol.

Semana espacial. Ver animación.


SENTIDO DE TRASLACIÓN 

Así como el sentido de rotación es hacia oriente, la traslación también tiene su sentido o dirección. El sentido de rotación lo determinamos respecto a las direcciones geográficas. Así el sentido de traslación hemos de determinarlo respecto a algo, y podemos tomar precisamente el sentido de rotación como referencia y también al Sol, de modo que el sentido de traslación es contrario al de rotación.

La traslación tiene en el firmamento el mismo efecto que la rotación pero 365 veces más despacio. Es decir, si miramos hacia el polo celeste durante la noche podemos ver que las estrellas recorren un tramo de 15º de círculo cada hora en torno a dicho polo. Lo mismo ocurre como efecto de la traslación, con la diferencia de las estrellas recorren el mismo tramo de 15º cada 15 días (dos semanas). En una percepción ego/geocentrista basada en que el Sol tiene órbita en torno a la Tierra y la completa cada 24 horas, aquello significaría que el Sol sería la única estrella que tardaría eso y que todas las demás estrellas darían una a cada año, es decir a cada 365 órbitas del Sol a la Tierra. 




Comprendido
0
Esta entrada fue publicada en planeta Tierra, traslacion y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *