Las Perseidas

Las Perseidas son los restos de polvo del cometa Swift-Tuttle que caen en la atmósfera cuando la Tierra cruza el rastro de dicho cometa hace mediados de agosto y se ven hacia la constelación de Perseo.

La Tierra cruza el rastro del cometa Swift Tuttle
La Tierra cruza el rastro del cometa Swift Tuttle

Su nombre se debe Lewis Switf y Horace Tuttle, que lo descubrieron independientemente en 1862. Una curiosidad es que el apellido de Lewis (Swift) significa “ligero”, como lo son los cometas por el espacio.

Para localizarnos espacialmente respecto a las estrellas de Perseo, están sobre las Pléyades (y visualmente por debajo observando desde el hemisferio sur hasta 30ºS), y las Pléyades están a unos 3 grados del plano de la órbita (lo que desde la Tierra interpretamos como Eclíptica de la esfera celeste). Esta perspectiva está obtenida de Solar System Scope.

La Tierra el 13 de agosto respecto a las Pléyades y la constelación de Perseo.

En la esfera celeste de la Tierra, Perseo está en el hemisferio norte y en el borde de la densa franja ecuatorial (Vía Láctea) de la Galaxia. Es una constelación circumpolar a partir de la latitud 60 grados norte (como desde Islandia). Si restamos 90º (ángulo recto) a 60ºN obtenemos 30ºS, que es la latitud desde la que se ve a la constelación en el horizonte durante menos de una hora. Es una constelación cenital respecto a la franja longitudinal terrestre que abarca, por ejemplo, al sur de Europa. La estrella Mirphak es la principal, y también es notoria Algol. Cada día durante 4 minutos París, capital de Francia, pasa por debajo de Mirphak, y ciudades españolas como Tortosa, Segovia y Salamanca pasan por debajo de Algol, y a la medianoche a comienzos de noviembre.
tierraperseo2

El nombre de “Perseidas” es por una razón astronómica: se ven hacia la constelación de Perseo. Así también está ligado al mito griego de Perseo, pues Perseo nació de la unión entre Zeus y Danae que fue posible porque Zeus se convirtió en lluvia de oro, como una lluvia de estrellas o polvo de estrellas que dio a luz a Perseo.

El realista programa Stellarium permite recrear las Perseidas.

Perseidas recreadas por el planetario Stellarium
Perseidas recreadas por el planetario Stellarium

Otro nombre popular es religioso y es “Lágrimas de San Lorenzo” y por una casualidad, pues en el santoral del calendario de la Iglesia de Roma el 10 de agosto está dedicado al diácono Laurentius (“laureado”, “lorenzo”), que fue ejecutado en el año 258 y la Iglesia lo “santificó” como uno de sus mártires (y héroes o “santos”). Así, la festividad religiosa coincidió con el inicio de la caída de los restos del cometa desde la constelación de Perseo, y por eso fueron interpretados por el ojo religioso como las lágrimas lloradas por “San/Pecador” (mártir y héroe) Laurentius desde el cielo.

Me gusta y lo comprendo
0

Final y reinicio de ciclo sinódico de Venus: 14 agosto 2015

El 14 de agosto de 2015 Venus pasa entre la Tierra y el Sol. Ocurre cada 584 días (19,7 meses lunares, 83,5 semanas), periodo del ciclo sinódico de Venus o año aparente de Venus visto desde la Tierra. Es la conjunción inferior que marca el final y reinicio del ciclo.

Observando desde la Tierra, el Sol y Venus están hacia la derecha de la constelación de Leo. Aquí podemos verlo en una escena de Stellarium con la estrella Regulus como referencia central.

La última vez fue el 10 de enero de 2014, y desde entonces la Tierra ha dado una órbita y el 60% de otra, y Venus 2 órbitas y el 60% de otra.

584 días / 365,2422 días periodo orbital Tierra = 1,6 órbitas Tierra

584 días / 224,7 días periodo orbital Venus = 2,6 órbitas Venus

Si pudiéramos ver a Venus a plena luz, lo veríamos debajo del Sol, pues la órbita de Venus  está inclinada y está circulando por el tramo inferior. Hace 584 días, en la anterior conjunción, estaba pasando por el tramo superior y lo veíamos ligeramente por encima.

Línea de visión de Venus desde la Tierra respecto al Sol en las dos conjunciones del 10 de enero de 2014 y el 14 de agosto de 2015
Línea de visión de Venus desde la Tierra respecto al Sol en las dos conjunciones del 10 de enero de 2014 y el 14 de agosto de 2015

Aquí podemos ver la mismas posiciones en un solo vistazo y el número de órbitas dadas por ambos planetas: 2,6 Venus y 1,6 la Tierra. Incluso podemos  distinguir en qué punto del tramo inferior de su órbita está Venus: va por la sección descendente, y aún no ha alcanzado el punto más bajo.

 Vista desde un lado de la Tierra (escena obtenida con Celestia).

Venus entre el Sol y la Tierra. La Luna entre la Tierra y Venus. 14 de agosto de 2015.
Venus entre el Sol y la Tierra. La Luna entre la Tierra y Venus. 14 de agosto de 2015.

Otra perspectiva desde detrás de la Tierra y desde un punto de vista inferior al plano de la órbita.
tierralunavenussol

También, Venus ha dado 2,4 giros en torno a su eje de rotación y muestra a la Tierra la misma que cara que en la última conjunción el 10 de enero de 2014.

Como final y reinicio de ciclo sinódico podemos localizarlo en una estructura cíclica cuyo punto de referencia fijo es el centro de la Galaxia y cuyo inicio es la conjunción ocurrida entre Venus y la Tierra entre el Sol y el centro galáctico hace 43 años (1972).  La mejor forma de verlo es gráficamente, como un círculo a modo de un reloj en cuyo centro está el Sol mientras Venus y la Tierra representan sus dos agujas; en este reloj, el punto de “las 12:00” está representado por la dirección hacia el centro de la Galaxia. 

Cada 8 años Venus se conjunta con la Tierra hacia un mismo punto con una precesión de 2,4 grados del círculo de la Eclíptica tras alinearse 5 veces (en puntos de sus órbitas separados equidistantemente por 72º). Esos 8 años son un octenio, la unidad base de este ciclo de conjunciones Venus/Tierra. 43 años son 5 ciclos de 8 años ó 5 octenios durante los que se conjuntaron 25 veces. Y los otros 3 años (desde 2012 a 2015) corresponden al 6º octenio. En esos 3 años se han conjuntado 2 veces (6 de junio de 2012 y 10 de enero de 2014), de modo que esta conjunción del 14 de agosto de 2015 es la 28ª desde 1972 y la 3ª del 6º octenio.

De esta forma podemos tener una idea estructurada, racional, como en un reloj, de los encuentros entre Venus y la Tierra cada 8 años. En tal reloj se conjuntan hacia el centro galáctico (“las 12:00”) cada 1.200 años (12 siglos), y así ocurrió en el año 773 y en 1972. Los 1200 años son 150 periodos de 8 años, es decir 150 octenios, y como Venus se conjunta 5 veces con la Tierra cada octenio, ocurren 750 conjunciones en el ciclo completo. Ese es el superciclo de 750 conjunciones en 150 octenios (en 12 siglos). Hace 5 octenios y 3 años empezó otro ciclo y la conjunción del 14 de agosto de 2015 es la y la 28ª del nuevo ciclo y la 3ª del 6º octenio. Así situamos nuestra conciencia temporal en el tiempo cósmico particular de la Tierra con Venus en el engranaje cíclico del sistema solar.

También podríamos poner como punto de referencia los tránsitos de Venus, que también son conjunciones de Venus con la Tierra, como el ocurrido el 6 de junio de 2012. Así, esta conjunción del 14 de agosto de 2015 sería la 3ª desde el tránsito, aún en el primer octenio en el que completarán un ciclo de cinco conjunciones (ciclo pentagonal).

Las dos conjunciones de Venus con la Tierra siguientes a la conjunción con tránsito del 6 de junio de 2012
Las dos conjunciones de Venus con la Tierra siguientes a la conjunción con tránsito del 6 de junio de 2012

A la conjunción inferior de esta ocasión también se une la Luna, de modo que ocurre una alineación Tierra, Luna (en fase nueva) y Venus hacia el Sol. La última vez fue el año 67, hace 19 siglos y 48 años.

Y 19 siglos y 48 años antes se había producido un poco más atrás en la Eclíptica aunque de forma semejante a la de este 14 de agosto de 2015.

También podemos observar desde Venus, y concretamente desde su zona oscura veríamos a la Tierra y la Luna así:

Vista desde Venus. Venus entre el Sol y la Tierra. La Luna entre Venus y la Tierra. 14 de agosto de 2015. Final y reinicio de ciclo sinódico de Venus.
Vista desde Venus. Venus entre el Sol y la Tierra. La Luna entre Venus y la Tierra. 14 de agosto de 2015. Final y reinicio de ciclo sinódico de Venus.

Ver Ciclo Sinódico de Venus.

Me gusta y lo comprendo
1