inicio
 
Año y día
Tránsitos de Venus
 
 
 

 

ÓRBITA/AÑO Y GIRO/DÍA DE VENUS
Un año más corto que el día. Un día más largo que el año.

Planeta Venus, de nubes

Una característica que hace único al tiempo del planeta Venus es la relación entre su giro y su órbita, es decir, su día y su año, pues el día de Venus es más largo que su año, es decir, que cuando Venus ha completado su órbita al Sol aún no ha completado su día o giro, sólo el 92%. Esto no le cuadra a nuestra cabeza acostumbrada durante años y años a que un año es mucho más largo que un día, pero este no es el modelo universal. Realmente no existe un modelo universal para planetas que flotan en el Espacio, pues cada uno va "a su aire" respondiendo al equilibrio resultante de la dinámica de las fuerzas naturales cetrípetas y cetrífugas, aunque en el Espacio no hay aire. Y yendo "a su aire" mantienen asombrosas (y luminosas) sincronicidades entre ellos.

Expresándolo en términos de espacio y desplazamiento, Venus recorre más distancia durante su giro que durante su órbita. Y en relación con la Tierra, mientras Venus completa el 100% de su órbita de 360 grados, la Tierra cubre el 61'6% de la suya (durante 224'7 días), y cuando Venus completa su día, la Tierra llega al 66'6% de su órbita (18 días más = 243 días), o en términos de pormilaje es el 666 por mil.

El hecho de que el movimiento de Venus es retrógrado se refiere sólo a su giro en torno a su eje de rotación, no confundir con la traslación en torno al sol, pues Venus se traslada en el mismo sentido que todos los planetas. El sentido de traslación es universal (dentro de la esfera del sistema solar) y es el mismo para todos. Sólo el giro puede ser contrario -como en el caso de Venus (y de Urano)- al sentido de traslación. Es como si en algún momento de su cosmología circular y cíclica, el planeta hubiese dado un vuelco y su polo norte hubiese quedado en el sur, y el polo sur en el norte.

Al cumplir el 100% de su órbita (224.7 días terrestres) Venus aún lleva el 92% de su giro. Y al cumplir el 100% de su giro (243 días terrestres) ha realizado el 8% de una nueva órbita.

 

 

la

el
Patrón del giro(día) y el año de Venus como si el sol girara alrededor de Venus. ¿Lo captas?

Si viajáramos a Venus y nos instaláramos en el umbral del amanecer para experimentar la duración del día y la noche, durante el año de Venus (225 días en la Tierra) viviríamos una secuencia de un día venusiano (de 58.7 días terrestres), una noche venusiana (de 58.7 días terrestres), otro día venusiano (de 58.7 días terrestres) y el 83% de otra noche venusiana (de 49 días terrestres), es decir 2,83 días (de luz y noche) venusianos.

Pero si Venus girara en el mismo sentido que la traslación (como hace el planeta Tierra y los demás excepto Urano) y nos colocáramos en el umbral del amanecer, sólo viviríamos un 15% de día durante el año venusiano (225 días terrestres). Es decir ¡225 días a la luz del sol! y aún nos quedaría pasar el resto del tiempo a la luz (ver aquí). Esto sí es la prueba objetiva de la lentitud de su giro, mayor que la de Mercurio. En Mercurio, que gira en el mismo sentido que la traslación, pasaríamos medio día mercuriano (50% día) en un año mercuriano (100% año).

Aquí se puede apreciar el ritmo y sentido de giro de Venus en combinación con su traslación.

el

En comparación con el planeta Tierra, las frecuencias y sentidos de rotación son muy diferentes.

Periodo de giro de Venus comparado con el de la Tierra

Son diferentes pero no por ello desacordes precisamente porque a cada alineación con la Tierra (cada 584 días ó 2.4 días de Venus ó ciclo sinódico), Venus presenta la misma cara a la Tierra (ver ciclo sinódico).

En esta sencilla animación se puede apreciar la comparación de los ritmos de giro de la Tierra y de Venus como si la de la Tierra lo hiciera en el sentido de las agujas del reloj. La aguja Venus gira en sentido contrario a la aguja Tierra, y viceversa.

el la

Otra sincronía del periodo del día y año de Venus relacionada con la Luna es que la relación proporcional entre su día (más largo que su año u órbita) y su año (más corto que su día) es de 1'08, lo cual es la misma que entre la duración del día y del "año" (órbita) de la Luna.

Por fin, y dado que, Venus gira 1 grado cada 16 horas y la Tierra gira 243 grados en ese mismo tiempo, y como 16 horas es el 666 por mil del día podemos crear este juego de números cruzados o trabamentes (o destrabamentes) cósmico:

Durante el 666 por mil del día, la Tierra gira 243 grados y Venus 1 grado,

de modo que durante el 666 por mil del año, la Tierra da 243 giros y Venus da 1 giro.

 

Blog sobre la Dinámica de Venus

 

 

 

 

16