El ciclo Júpiter Saturno

Júpiter y Saturno se encuentran en el cielo terrestre cada 20 años de promedio, y cada vez a unos 120º de distancia angular respecto a la vez anterior, de modo que en 3 ciclos (60 años) regresan al mismo punto aunque con un desplazamiento de unos 14 grados, lo que da pie a un ciclo aún mayor.

Júpiter circula más rápido que Saturno y pasa por delante de éste cada 2,7 órbitas mientras Saturno realiza 0,7 (el 70%) de su órbita y la Tierra da 20 órbitas de promedio, lo que significa que Júpiter se alinea con Saturno cada 20 años terrestres. Este es un promedio, pues hay que tener en cuenta la excentricidad de las órbitas de Júpiter y Saturno y la variación de velocidad de traslación de ambos planetas.

Se trata de la conjunción inferior de Júpiter respecto a Saturno o de la oposición de Saturno respecto a Júpiter. A ese ritmo se alinean hacia el mismo punto tras 3 ciclos, con 5 órbitas de Júpiter y 2 de Saturno, y con 60 órbitas de la Tierra, y por ello en 60 años.

El periodo orbital de Júpiter es de 11,86 años y el de Saturno de 29,47 años.

60 años / 11,86 años órbita Júpiter = 5,05 órbitas Júpiter (5 órbitas y el 5% de otra)

60 años / 29,47 años órbita Saturno = 2,05 órbitas Saturno (2 órbitas y el 5% de otra)

Y lógicamente a veces también la Tierra pasa ante ambos, como en el año -6.

Es la conjunción inferior de la Tierra respecto a Júpiter y Saturno aunque desde nuestro Ego(“Geo”)centrista (en sentido observacional, no en sentido moral) se ve como una doble oposición de Júpiter y de Saturno. Y desde Tierra los vemos en su culmen a medianoche.

Y así lo veríamos desde el Sol con Stellarium, que nos permite precisar que los tres planetas estaban en una área meridional de menos de 5 minutos de arco de ancho, lo que representa la 4.320ª parte del círculo en torno al Sol.

Observando el ciclo Júpiter/Saturno en la duración de la era cristiana se da la coincidencia de que la coincidencia de que fue en la órbita correspondiente al año de nacimiento de Jesús. Así, la doble oposición puede servirnos como referencia astronómica del nacimiento de Jesús. Pero entonces también la Tierra se conjuntó con ambos. Júpiter lo hace con Saturno cada 20 años, pero la alineación de la Tierra no se produce siempre con regularidad debido a la excentricidad de las órbitas de Júpiter y Saturno.

En 1881 ocurrió la situación contraria, que no es visible desde Tierra: la conjunción superior de la Tierra respecto a Júpiter y Saturno (doble conjunción de Júpiter y Saturno visto desde la Tierra).

Así se habría visto desde la Tierra.

Es la situación contraria a ésta:

Así podríamos usar la conjunción inferior de la Tierra coincidiendo con la de Júpiter con Saturno como referencia astronómica del nacimiento de Jesús (año -6). Durante los 20 siglos y 6 años ó 2006 órbitas siguientes de la Tierra (hasta el año 2000 de la era cristiana, fin de 2º milenio de la era cristiana e inicio del 3º) Júpiter se conjuntó 100 veces con Saturno, de modo que podríamos decir que la era cristiana tiene una edad de 100 ciclos Júpiter/Saturno.

El desplazamiento de la alineación cada tres alineaciones es de unos 14 grados de promedio (26ª parte de las órbitas) y da lugar a un ciclo mayor de 852 años. Esto significa que desde la Tierra vemos a Júpiter y Saturno en el mismo punto de la misma constelación cada 85,2 siglos.

Así, la posición de los tres planetas en este mismo punto de las órbitas habría ocurrido el año -858.

Escenas obtenidas con SolarSystemScope y Stellarium.

Me gusta y lo comprendo
3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *