La Precesión

La precesión es el desplazamiento de los puntos de la órbita terrestre en los que el eje de la Tierra se coloca en postura de solsticio o equinoccio y es en sentido contrario al de traslación del planeta y unas 26.000 veces más lento.

Precesión del punto equinoccial de la Tierra en dirección contraria a la de traslación de la Tierra.
Precesión del punto equinoccial de la Tierra en dirección contraria a la de traslación de la Tierra.

Suele llamarse “movimiento de precesión de la Tierra” aunque no se trata de un desplazamiento del planeta como ocurre en traslación, pues de hecho no es posible que se traslade en ambos sentidos. Se trata del desplazamiento de los puntos equinocciales y solsticiales, aunque tal desplazamiento sí es causado por un movimiento relacionado con la Tierra, el de su eje de rotación que está inclinado y bambolea de forma natural. La inclinación del eje es la causa de los solsticios y equinoccios, momentos astronómicos extremos (solsticios) con sus momentos intermedios (equinoccios), íntimamente relacionados con el ángulo que los ejes cardinales geográficos Norte/Sur y Este/Oeste mantienen respecto al Sol, pues igual que el constante movimiento de traslación de la Tierra modifica la orientación y ángulo de dichos ejes respecto al Sol, así también ocurre a mayor escala y más lenta con el continuo bamboleo del eje.  Eso se corrige de forma natural con la precesión, efecto lógico  de su causa, el bamboleo.


De esa forma los puntos se desplazan en sentido contrario al de la traslación del planeta y por ello se trata de un retroceso y se dice que retro-gradan o retro-ceden gradual-mente (grado a grado) por el círculo de la órbita. Por eso el movimiento de precesión es un movimiento retrógrado. Y a los puntos solsticiales y equinocciales podemos llamarlos puntos precesionales.

El ritmo de bamboleo del eje es tan lento en comparación con el de rotación y de traslación que hace que los puntos precesionales se desplacen 1 grado del círculo orbital cada 72 años, es decir al tiempo que la Tierra da 72 vueltas al Sol (72 años es la duración promedio de una persona moderna). Eso significa 36.300 km cada año, casi 100 km cada día y…

¡ 1,15 metros cada segundo !

Precesión con precisión.

Por eso podemos reproducirlo avanzando 1,15 metros cada segundo, como cuando corremos o hacemos jogging.

La Tierra tarda unos 30 días (1 mes, 12ª parte del año, y de ahí los 12 meses de los calendarios) en recorrer el tramo correspondiente a 30 grados de órbita (12ª parte del círculo). Los puntos precesionales se desplazan el mismo tramo en 2.160 años. Tal es el periodo del mes precesional (12ª parte del año o ciclo precesional). La UAI (Unión Astronómica Internacional) no le da aplicación práctica mientras la Astrología sí y lo denomina “era astrológica”. Sin embargo tales eras no son en referencia a las constelaciones eclípticas, y de hecho aunque en el ámbito astrológico se dice que el puntero del tiempo astrológico ha alcanzado la era de Acuario (aunque es la de Piscis), astronómicamente el Sol del equinoccio sigue estando en el punto de la Eclíptica situado a 8º de la constelación de Piscis y ese resto de 8º los recorre en unos 6 siglos.

Deriva astronómica del Sol desde la constelación de Piscis a la de Acuario
Deriva astronómica del Sol desde la constelación de Piscis a la de Acuario

Así como el Sol se desplaza aparentemente mes a mes ante el fondo de constelaciones eclípticas como efecto de la traslación de la Tierra, un habitante que viva más de 1 mes precesional percibe al Sol del equinoccio de marzo cambiar de posición -o preceder aparentemente- ante la constelación de Piscis como efecto del bamboleo del eje de la Tierra y de la precesión del punto equinoccial.

Precesión del punto equinoccial comparado con el aparente desplazamiento mensual del Sol en la Eclíptica
Precesión del punto equinoccial comparado con el aparente desplazamiento mensual del Sol en la Eclíptica

Observando el sentido del tiempo precesional y teniendo en cuenta que asociamos el “avance” del Tiempo con la dirección “delante” o “derecha”, podemos deducir que nuestra dirección a través de los meses en el año es hacia atrás o hacia la izquierda, es decir en dirección contraria al del tiempo precesional. Así podemos plantearnos si la humanidad evoluciona o no y que el sentido de la evolución de la conciencia tiempoespacio sea hacia la siguiente dimensión del tiempo: la precesional.

Así se vería desde la Tierra en tres escenas en secuencia.

Precesión vista desde detrás de la Tierra
Precesión vista desde detrás de la Tierra

Y así en una sólo escena con tres posiciones.

Debido al bamboleo del eje de rotación también se desplaza el ecuador celeste e intersecta con cada punto de la Eclíptica
Debido al bamboleo del eje de rotación también se desplaza el ecuador celeste e intersecta con cada punto de la Eclíptica

La precesión completa una órbita al Sol en unos 26.000 años (26 milenios, 260 siglos) ó 25.920 años.

72 años x 360 grados = 25.920 años

25.920 = 161 x 161 – 1

Al ser una órbita genera otro concepto de año, el año precesional. Y podemos percibirlo con la estructura del año común que conocemos: 365 partes.

25.920 años (Año precesional) : 365 (días precesionales) = 71 años por día precesional

71 años ( = 26.000 días) es el periodo del día precesional.

También podemos visualizar el año común proporcionalmente a un año precesional dividiendo aquel en 25.920 partes. Así, teniendo en cuenta que cada día tiene 1440 minutos, el año tiene unos 526.000 minutos:

526.000 minutos : 25.920 partes = 20,3 minutos, la 25.920ª parte del año

Así, la 25.920ª parte del año precesional (71 años o 1 día precesional) es proporcional a 20,3 minutos del año común. Así, podemos visualizar 20,3 minutos como si fuera 1 día precesional y comprender qué poquito es 71 años respecto al año precesional, es decir qué limitada y pequeña es nuestra conciencia de “duración de la vida personal” (71 años) respecto a un solo año de una conciencia evolucionada inmersa en el tiempo (y espacio) precesional de la Tierra. Sería una conciencia cuya percepción del tiempo es tridimensional y por ello acoplada a la conciencia espacial, aunque la estructura de sus tres dimensiones no consiste en ejes cartesianos como la espacial sino en ciclos anidados como los artificiales del horario aunque en este caso los naturales de la Tierra: ciclo rotacional (día), ciclo orbital (año) y ciclo precesional (año precesional).

La precesión ha hecho que los puntos de solsticio hayan llegado a coincidir cuando cada 21 de junio y 22 de diciembre la Tierra  cruza el plano del ecuador de la Galaxia, es decir solsticios en Equinoccio galáctico.

precesionsolsticio

Aquí podemos ver una comparativa de la postura del eje de la Tierra en una órbita actual y de la postura durante una órbita precesional completa (25.920 años).

Posturas del eje de rotación de La Tierra en el año común, y posiciones del solsticio en el año precesional
Posturas del eje de rotación de La Tierra en el año común, y posiciones del solsticio en el año precesional

Y por fin, el bamboleo del eje también cambia las coordenadas de la esfera celeste respecto a las estrellas. Aquí vemos a la esfera celeste de la Tierra -con el propio planeta en su centro- en puntos contrarios de su órbita cada medio año precesional.

Cambio de coordenadas celestes debido al bamboleo del eje de la Tierra

Actualmente, según la inclinación del eje de la Tierra, el polo norte de la esfera celeste señala hacia la estrella Polar, que queda a 90ºN y el nodo inferior del ecuador celeste señala hacia la mitad de la constelación de Orión, a 0º. Hace medio año precesional las coordenadas celestes eran otras. Como se ve las estrellas no cambian de posición sino que cambia la inclinación de la esfera celeste respecto a ellas debido al bamboleo del eje de la Tierra.

Si observamos desde el tiempo precesional vemos que la traslación de la Tierra es el movimiento “retrógrado” y así el tiempo anual es muy rápido: 26.000 veces más rápido, como 26.000 segundos en un año de una persona.

Temas relacionados:

Me gusta y lo comprendo
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *