Medición de la rotación de la Tierra

El día civil occidental tiene 86.400 segundos: 24 horas x 60 minutos x 60 segundos ó 6+6+6+6 horas x 6×10 minutos x 6×10 segundos, y solemos adoptar al reloj como nuestro guía para situarnos en la línea de tiempo (civil) de día civil y recuperar la “noción del tiempo”, aunque no es el universal.

El círculo concreto del reloj se divide en 60 partes, y dado que el círculo en general se divide convencionalmente en 360 partes o grados (unidades de espacio o “de arco”, por las secciones de arco del círculo), cada 60ª parte del círculo del reloj mide 6 grados. Así, físicamente, los 86.400 “segundos” que definen al “día civil” es el número de espacios de 6 grados del círculo del reloj por los que pasa la aguja de los segundos durante una rotación sinódica (360º+1º) de la Tierra y mientras la propia aguja de los segundos da 1.440 vueltas al centro del reloj y la de los minutos da 24, lo cual lo traducimos al lenguaje cronológico como “24 horas”. La rotación de la Tierra (sin considerar su traslación) es un movimiento circular, y por eso al día civil podemos imaginarlo gráficamente como un círculo dividido en 24 partes/horas, representación de un ciclo, y si montamos ambas estructuras de tiempo y espacio en el círculo, cada 24ª parte (hora) del círculo corresponde a 15 grados de arco (espacio).

360 grados : 24 horas = 15 grados por hora
(360º : 24h = 15º/h)

Así 15º es el ángulo que mide la 24ª parte (sección de arco) del círculo, y por tanto la 24ª parte de la rotación de la Tierra mientras rota durante 1 hora, es decir mientras la aguja de los minutos da 1 vuelta y la de los segundos da 60 vueltas.

Pero también podemos calcular el ángulo de giro de la Tierra en lapsos de tiempo más pequeños hasta el segundo o incluso menos.

Cada grado se divide 60 partes llamadas «minutos de arco», de modo que en el círculo hay 360*60 = 21.600 minutos de arco, de modo que:

86.400 segundos día : 21.600 minutos de arco círculo =

4 segundos en girar 1 segundo de arco

A su vez, cada minuto de arco se divide también en 60 partes llamadas «segundos de arco», de modo que en el círculo hay 21.600*60 = 1.296.000 segundos de arco. Con este método racional, estructurado, podemos calcular fácilmente el tiempo que tarda la Tierra en rotar cualquier sector de arco (de grados, de minutos de arco o de segundos de arco). La fórmula para calcular el tiempo que tarda en rotar 1 segundo de arco es:

86.400 segundos de tiempo / 1.296.000 segundos de arco =

0,0666 segundos de tiempo cada segundo de arco

Es decir la 66.600ª parte de un segundo, su 666ª diezmilésima parte. La Tierra tarda 666 diezmilésimas de segundo en rotar un segundo de arco.

Pero otro parece el resultado si usamos las unidades mínimas de tiempo de la estructura del día civil hindú, como las unidades prâna y vipala. En relación con el prâna, el segundo “occidental” es la cuarta parte, de manera que el día hindú consta de 21.600 prânas ó 6*6*6*100 ó 6*60*60.

86.400 segundos / 4 segundos (prâna) = 21.600 prânas

Así, 1 grado equivale a 60 prânas.

Valores métrico, angular y cronológico de 1 grado sexagesimal

La unidad de tiempo prâna tiene la particularidad de ser el lapso en el que nuestro organismo realiza una respiración (inhalación-exhalación). No es el mismo concepto que prana (sin acento circunflejo) como sustancia o aliento vital o éter (eter-nidad) aunque prana significa “respiración”, “soplo”. La unidad de tiempo prâna (con el acento circunflejo) se divide en 10 vipalas, de modo que el segundo también equivale a 2,5 vipalas y, así como el día civil occidental tiene 86.400 segundos, el día civil hindú tiene 216.000 vipalas:

86.400 s x 2,5 vipalas = 216.000 vipalas

Así:

Día civil = 86.400 segundos ó 216.000 vipalas
216.000 vipalas / 1.296.000 segundos de arco = 0,1666 vipalas de tiempo cada segundo de arco

Lo que significa que:

0,0666 SEGUNDOS cada segundo de arco =

0,1666 VIPALAS cada segundo de arco