Los movimientos del planeta Tierra

El planeta Tierra realiza tres movimientos simultáneos: de rotación y de traslación, que dan pie a nuestro concepto de día y año, y el imperceptible de bamboleo del eje de rotación que da lugar a la precesión.

Los tres ocurren simultáneamente pero sólo tenemos conciencia de los efectos de los dos primeros, y esos efectos son nuestra percepción del día y el año. El día que medimos como 24 horas es el resultado del ciclo rotatorio del planeta y viene a ser la primera dimensión del Tiempo Natural de la Tierra. Y el año es el ciclo anual compuesto por 365,25 ciclos rotatorios, la segunda dimensión. Por tanto el otro movimiento, el de bamboleo del eje de rotación, da lugar otra dimensión del tiempo natural, la tercera, y así un tiempo natural de tres dimensiones acorde a nuestra percepción espacial, que es tridimensional.

Así también podemos ver la estructura del tiempo de reloj o crono(lógico) de 24 horas con sus correspondientes “dimensiones”: segundo, minuto y hora que conforman el ciclo que llamamos día.

dimensionestiempocronnat

Si la segunda dimensión del Tiempo de la Tierra es el año natural y dura 365 ciclos diarios, la tercera dimensión dura 25.920 años o ciclos anuales. Como vemos es mucho más amplio que ese ciclo de 6 milenios que llamamos Historia y por eso no es datable por los calendarios. Sólo algunas culturas como la Indú y la Maya desarrollaron visiones cíclicas del Tiempo, y de hecho el Ciclo Maya dura 25.625 años, un periodo semejante al del bamboleo del eje de la Tierra.  pero no sólo es “más tiempo” sino también una dimensión proporcional del año, pues podemos estructurar 25.920 años como un año en 365 periodos o días de 71 años (25.920 días), y 71 años es justamente el promedio de esperanza de vida de un individuo humano moderno. 25.920 es el cuadrado de 161.

161 x 161 + 1 = 25.920

Y así como durante 365 días la Tierra da una vuelta al Sol, en 25.920 años también algo da la vuelta al Sol a mucha menor velocidad y en sentido contrario o retrógrado al de la Tierra: ese algo son los puntos donde la Tierra está en equinoccio y solsticio respecto al Sol.

Aún no tenemos conciencia de ese tercer movimiento que realmente no es de la Tierra sino del Punto en el que tiene lugar un equinoccio o un solsticio. Es la tercera dimensión del tiempo natural, pero ocurre y existen registros de ello y los testigos son las estrellas, pues cada 72 años el eje de rotación oscila 1 grado y ello cambia las coordenadas de la esfera celeste respecto a las estrellas fijas a escala de varios siglos.

Cambio de las coordenadas celestes respecto a las estrellas como las de Orión y la actual Polar por el bamboleo del eje de la Tierra
Cambio de las coordenadas celestes respecto a las estrellas como las de Orión y la actual Polar por el bamboleo del eje de la Tierra

De hecho, desde ciertas latitudes del planeta hace 2000 años se veían ciertas constelaciones que después de esos 2000 años durante los que la Tierra osciló 28 grados, ya no se ven, o ahora se ven otras que entonces no se veían. Ya hace 2 milenios el astrónomo griego Hiparco de Nicea conoció el movimiento de precesión que es efecto del bamboleo del eje de la Tierra como si fuera una peonza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *