La inclinación del eje de rotación

El eje de rotación de la Tierra tiene una inclinación de 23.5 grados respecto al eje perpendicular del plano de su órbita y esto es la causa de la estaciones, de la variación gradual de la duración de días y noches y de la existencia de equinoccios y solsticios.

La inclinación de eje es respecto al eje perpendicular al plano de su órbita. Este fenómeno hace del planeta Tierra un lugar astronómicamente muy interesante, todo un Planetario natural en el que conocer la dinámica y los efectos de vivir en un planeta inclinado.

El eje de la Tierra está inclinado
La inclinación es respecto al eje perpendicular al plano de su órbita

La inclinación da lugar a un tercer movimiento del planeta simultáneo a su rotación y traslación aunque imperceptible a nuestra conciencia cotidiana. Es el  movimiento de bamboleo del eje como una peonza que hace que el extremo del eje trace un círculo imaginario durante unos 26 milenios en torno a las estrellas de la constelación de Draco.

Circulo del tiempo precesional trazado por el eje de rotación de la Tierra
Circulo del tiempo precesional trazado por el eje de rotación de la Tierra

Ese bamboleo es paralelo al desplazamiento de los puntos solsticiales y los equinocciales de  la órbita que por tanto también dan una órbita al Sol cada 26 milenios.

La inclinación del eje determina nuestra percepción de la imaginaria esfera celeste, proyección de la esfera terrestre, de modo que la orientación del eje y su grado de inclinación actual hace que tengamos una percepción diferente de las fijas estrellas (y las constelaciones) respecto al hipotético caso de que el eje de rotación de la Tierra estuviera erguido. Así, actualmente el polo norte señala hacia una estrella visualmente notable, la llamada estrella polar, y el nodo inferior del ecuador terrestre señala hacia la estrella Mintaka en el llamado cinturón de la constelación de Orión.

La Tierra está en un punto del espacio universal que es el vértice de un ángulo recto entre las estrellas Mintaka y Polaris
La Tierra está en un punto del espacio universal que es el vértice de un ángulo recto entre las estrellas Mintaka y Polaris

Así, debido a la inclinación actual de su eje, la Tierra está en el vértice de un ángulo recto formado por las estrellas polar y Mintaka. Pero el eje no estuvo siempre así. Estos fenómenos no los percibimos.

Lo que sí detectamos a diario en nuestra vida cotidiana, aunque no pensemos que se debe a la inclinación del eje de rotación del planeta (o incluso que estemos en una gran esfera o globo), es la existencia de los fenómenos del solsticio (extremos) y del equinoccio (equilibrios) con la variación gradual de la duración de los días y las noches y la sucesión de los ciclos climáticos que conforman el ciclo meteorológico anual y que llamamos como “las cuatro estaciones”. La famosa sinfonía de Vivaldi es demostración de que hace unos 3 siglos (300 órbitas de la Tierra), cuando Vivaldi estaba en la sala de conciertos “Mundo”, el eje del planeta Tierra estaba inclinado.


EL EXTRAÑO AÑO EN LA FRANJA TROPICAL

En las regiones situadas entre los trópicos se vive un año muy peculiar, pues las franjas tropicales del hemisferio norte y del hemisferio sur llegan a estar durante algunos meses como si pertenecieran al hemisferio sur al hemisferio norte respectivamente. En el hemisferio norte, desde un poco más allá el trópico hasta el polo se ha de afrontar el sur para encarar al Sol del mediodía, y en el hemisferio sur, se ha de afrontar el norte. Pero en la franja tropical hay unos meses en los que hay que cambiar esa orientación, de modo que estando en una región del hemisferio norte se vive como si tal región estuviera en el hemisferio sur, y viceversa.

http://asteromia.net/planeta-agua-aire-y-tierra/tierra-inclinacion.html

Una respuesta a “La inclinación del eje de rotación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *