Oscilación de la órbita lunar y ciclo lunisolar

Ahí donde ves a la Luna en cualquier momento la ves en cierta fase y ante cierto punto de cierta constelación. En esa fase y punto estuvo hace 19 años y estará dentro de 19 años. Es parte de la dinámica de la Luna por lo que hemos de conocerlo en tiempo lunar, de meses lunares.

19 años x 365,2422 días = 6939’6018 días 

6939’6018 días : 29,53 días mes lunar = 235’0017 meses lunares

Son 235 meses lunares. Es el periodo del ciclo luni-solar o metónico en el que se repite el paisaje celeste con la Tierra en un mismo punto de su órbita y la Luna en un mismo punto de su órbita en torno a la Tierra, y sirve para hacer mediciones de ciclos a escalas superiores a 19 años, en términos de tiempo luni-solar, que viene a ser luni-terráqueo.

Así, cada fase de la Luna, aunque se repite cada 29,5 días, corresponde a un mes lunar de entre 235 de un ciclo luni-solar/luni-terráqueo, y a ese mes lunar podemos definirlo con un número, y para ello también hemos de definir el inicio del ciclo luni-solar con un punto y momento de referencia. Tal momento puede ser tan personal como el de nacimiento, de modo que podemos definir nuestra edad en ciclos lunares, y una persona que acabe de cumplir hoy 40 años está en el 2º año del 3er ciclo luni-solar desde su nacimiento.

Pero también tal momento y punto puede ser uno en el firmamento, y el más adecuado es uno que sea fijo, como es la línea del ecuador de la Galaxia por la que cruza la Luna cada 29,5 días, y en concreto el tramo hacia el que está el Centro de la galaxia, que es el único punto fijo de la galaxia, que podemos denominar CG. De ese modo encontramos que la ocasión anterior en que la Luna estuvo en fase nueva hacia el ecuador galáctico fue el 22 de diciembre de 2014.

Así definimos el inicio del ciclo luni-solar en referencia al ecuador de la galaxia y el conteo de meses lunares en el ciclo luni-solar de 19 años, de manera que el mes lunar correspondiente a Julio-Agosto de 2017 es el 33º y faltan 202 para que la fase nueva vuelva a ocurrir hacia el ecuador galáctico. Pero esto es como si nos refiriéramos al día con un número entre 365 , lo cual no es muy práctico, y de hecho solemos referirnos al día dentro de una 12ª parte del año, un mes, como en el caso del romano/gregoriano. Así, podríamos pensar en estructurar este ciclo lunisolar de 235 meses lunares (en 19 años) en “supermeses”. Para ello tendríamos de encontrar un ciclo lunar menor que representara la 12ª o la 13ª parte de 19 años. Hay uno que es de 18 meses lunares, periodo en el que pueden ocurrir cuatro eclipses solares totales consecutivos (aunque no ocurren con regularidad). Así podemos repartir 235 meses lunares (19 años) en 13 supermeses de 18 meses lunares cada uno, lo cual son 234, es decir que queda uno para 235. También el año podemos estructurarlo como 13 meses de 28 días y…. queda un día para 365. Así tenemos un paralelismo estructural entre el año dividido en 13 meses de 28 días y el ciclo lunisolar (de 19 años) dividido en 13 supermeses lunares de 18 meses lunares. Con esta estructura podemos definir el mes lunar de Julio-Agosto de 2017 más concretamente como el 1º del 2º supermes lunar (desde que la fase nueva ocurrió hacia el ecuador galáctico).

Pero aún podemos afinar más encontrando el momento en que la Luna en fase nueva estaba justo hacia el centro de la Galaxia, como hace 198 años (hace 10,4 ciclos luni-solares, año 1819 de la era cristiana). En la escena podemos ver el dato de longitud galáctica con el valor +0º17′, es decir la Luna situada a sólo 17 minutos de arco del punto de la línea del ecuador galáctico hacia el que está el centro galáctico.

Uno de los efectos que genera este ciclo es el de ocultaciones consecutivas de algún planeta por la Luna cada 19 años, como las de Saturno, y de hecho así ocurrió en el año 2014 cuando la Luna ocultó a Saturno 12 veces, una en cada mes lunar.

En un ciclo lunisolar la cantidad de meses lunares (235) y de órbitas de la Tierra (19) es entera, pero no así el número de días que es de 6939’6.

Pero sí se encuentra un número entero de días en 5 ciclos luni-solares, es decir 5 x 19 años que son 95 años, que son 34.698’00 días.

Así que en 5 ciclos lunisolares se da la triple sincronicidad entre días (34.698) meses lunares (1175) y años (95), e incluso encaja también el número de órbitas de la Luna: 1270’99. De este modo podemos considerar a 95 años ó 5 ciclos luni-solares como otro ciclo natural.

5:95:1175

E incluso también Júpiter da 8 órbitas.

95 años : 11,86 años periodo Júpiter = 8,01 órbitas Júpiter en 95 años

Un ciclo cuyo periodo es múltiplo de 19 años es el de un objeto muy conocido, el cometa Halley. Su periodo orbital es de 76 años, que es 4 ciclos luni-solares.

Comprendido
0
Esta entrada fue publicada en Luna y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *