El eclipse de la crucifixión

El evangelio de Lucas (23:45) menciona que durante la crucifixión y muerte de Jesús el Sol se eclipsó. Es el único de los cuatro que lo menciona aunque los cuatro sí coinciden en que la muerte ocurrió a mediodía. Por tanto habría ocurrido durante un eclipse a mediodía, lo cual permite deducir la fecha gregoriana de la mítica resurrección.

Stellarium nos permite encontrar un eclipse hacia el mediodía en Jerusalén el día 24 de noviembre del año 29.

24 noviembre del 29. Eclipse en Jerusalén a mediodía durante el cual pudo haber ocurrido la crucifixión y muerte de Jesús.
24 noviembre del 29. Eclipse en Jerusalén a mediodía durante el cual pudo haber ocurrido la crucifixión y muerte de Jesús.

El Sol estaba al borde de la constelación de Sagitario, en su 2º día. Según los evangelios la mítica resurrección habría ocurrido al tercer día, es decir 2 días y pico después, es decir cuando el Sol ya estaba en su 5º día en Sagitario. Esta es la referencia que nos da el Sol en el cielo, y tal posición ocurre actualmente (20 siglos después) el 22 de diciembre, que en el calendario litúrgico de la Iglesia es víspera de celebración por el nacimiento, la navidad. Astronómicamente el 22 de diciembre es el solsticio, que es el de invierno en el hemisferio norte desde donde se ve al Sol comenzando a resurgir o ascender.

Esto no significa que la resurrección ocurriera durante el solsticio (mientras el Sol estaba en el 5º día en Sagitario) sino que da la casualidad que 20 siglos más tarde la posición del Sol en el 5º día en Sagitario coincide con el solsticio de la Tierra. El término “ascenso” tiene un sentido físico en el espacio, como el ascenso de un pájaro, de un globo, de un helicóptero o de un ascensor, aunque también lo empleamos en el mundo laboral para hacer referencia al ascenso en los cargos de responsabilidad; así también tiene su equivalencia en el lenguaje espiritual como “ascensión”, que es lo que la tradición cree que le ocurrió a Jesús después de su resurrección, no en el nacimiento. 

También la posición del Sol (y de la Luna eclipsándolo) era significativa respecto a la propia galaxia, pues estaban prácticamente hacia el ecuador de la Galaxia (en la franja de la Vía Láctea) en el tramo hacia el que está el centro galáctico.

24 noviembre del 29. Eclipse en Jerusalén a mediodía durante el cual pudo haber ocurrido la crucifixión y muerte de Jesús.

Acerca del probable eclipse de la crucifixión existe un hecho curioso relacionado con el mundo del cine y del rodaje de películas sobre episodios de la historia de Jesús. Se trata de la película “Barrabás” del director Richard Fleischer y del productor Dino de Laurentiis, pues al comienzo (minuto 13) se muestra la escena de la crucifixión durante… un eclipse real, y a tiempo real.

El eclipse ocurrió el 15 de febrero de 1961 y se vio como total desde el sur de Europa, como desde Italia, donde se rodó la película.

Eclipse total del 15 de febrero de 1961.
Eclipse total del 15 de febrero de 1961.

Entonces Júpiter y Saturno estaban juntos en el cielo, lo cual ocurre cada 20 años. Es interesante mencionarlos porque ambos planetas tienen cierta relación astronómica con Jesús y concretamente con el momento de su nacimiento porque también estaban alineados en el año -6, año de nacimiento de Jesús. Pero además… ¡la Tierra coincidió en pasar por delante de ambos! Es la doble oposición de los dos grandes planetas, lo cual ocurre cada mucho más tiempo que 20 años. Así podemos verlo en SolarSystemScope.

Además del eclipse del día 24 de noviembre del año 29 hubo otros eclipses en Jerusalén en aquellos tiempos que pueden ser explorados y propuestos como opciones para determinar la fecha gregoriana de la resurrección, siempre considerando que la crucifixión ocurrió a mediodía, tal como narran los evangelios, y tomando al Sol -la “luz”- y su posición en la Eclíptica ante las constelaciones como guía de referencia. Y también es posible determinar la edad de Jesús, teniendo también en cuenta que nació 6 años antes de lo establecido. Así, si hubiera muerto durante ese eclipse de noviembre del año 29 habría tenido 35 años.

Me gusta y lo comprendo
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *