La rotación o giro de la Luna

La rotación o giro de la Luna es la causa de que siempre muestre la misma cara a la Tierra y de que siempre veamos la misma cara independientemente del aspecto de su fase.

Si obtienes dos fotos de la Luna en diferentes noches y con suficiente detalle, puedes compararlas y comprobar si la cara que muestra es la misma. No hay que confundirlo con el aspecto de la fase. De hecho en dos noches separadas por 14/15 días (mitad del ciclo lunar) podemos ver la cara visible en fases diferentes, como por ejemplo en las noches 9 y 23 del ciclo (o al revés), y observando concretamente un detalle como el cráter Copérnico (Kopernik) que destaca mucho cuando está en el umbral.

La doble imagen muestra las fases tras el intervalo de 14,7 días durante el que el cráter Copérnico está en la sombra de la Luna, en la noche lunar. El día 23 del ciclo (6 días antes de fase nueva) el cráter Copérnico ingresa en la noche lunar, y el día 9 (9 días después de fase nueva) asoma de nuevo a la luz, pero pertenece a la cara que la Luna nos muestra siempre. Cualquier punto de la Luna está a la luz durante 354 horas y en la sombra cada 354 horas. Son los periodos de duración del día y la noche en la Luna.

La Luna gira una vez en torno a su eje de rotación simultáneamente a un ciclo sinódico o de fases.  Por eso su duración es la misma que la del ciclo sinódico: 29,53 días. Es el periodo del día lunar, de modo que la Luna gira a una velocidad 29,5 veces más lenta que la del planeta Tierra.

El hecho de que nos muestre una sola cara da pie a aquella famosa expresión de “la cara oculta de la Luna”. La cara oculta no significa que sea la cara oscura, pues sólo es la cara que está a oscuras cuando es luna llena, y es la cara iluminada cuando es luna nueva. Es decir, que la cara visible es la oscura cuando es luna nueva. También nosotros a veces ocultamos la cara que solemos mostrar normalmente. Nos comportamos como la Luna en su ciclo de fases, faces o caras.

El periodo de rotación de la Luna es 2,2 días más largo que el de su órbita (27,3 días) y de hecho durante su rotación da 1 órbita en 27,3 días y el 8% de otra en 2,2 días). Es decir que la relación proporcional entre su ciclo rotatorio y su ciclo orbital es de 1,08. Esta proporción es la misma que la del planeta Venus entre su ciclo rotatorio o día (en 243 días) y su ciclo orbital o año (en 224,7 días).

Luna = 29,53 : 27,3 = 1,08

Venus = 243 : 224,7 = 1.08

Así como  la Luna gira 29,5 veces más despacio que la Tierra, gira 8 veces más rápido que Venus.

También, la rotación de la Luna guarda una íntima relación sincrónica con el periodo orbital del planeta Saturno, pues Saturno tarda 29,5 años en dar su vuelta al Sol. Los números son los mismos aunque como diferentes unidades: 29,5 días de la rotación de la Luna y 29,5 años del ciclo orbital o año de Saturno. Esto si consideramos los 29,5 días como periodo del día lunar, tenemos que la Luna cumple 365 días lunares a cada año saturniano. Así obtenemos un paralelismo proporcional, y la proporción es de 29,5:

año terrestre = 365 días terrestres

año saturniano = 365 meses lunares

Durante la rotación de la Luna en 29,5 días, la Tierra se traslada unos 29 grados de su órbita, de modo que la Luna también traza una onda al mismo tiempo que realiza su rotación.

Trayecto seguido por la Luna durante su rotación en 29,5 días
Trayecto seguido por la Luna durante su rotación en 29,5 días

http://asteromia.net/luna/la-luna-giro.html

Una respuesta a “La rotación o giro de la Luna”

  1. Si la Tierra no rotara, lo que veriamos seria la Luna cruzando la boveda celeste durante dos semanas, y luego se iria y tardaria dos semanas ausente, durante las cuales la Luna seria visible en el lado opuesto del Globo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *