Las Pléyades

La Torre de Cristal de Madrid bajo las Pléyades.
La Torre de Cristal de Madrid bajo las Pléyades.

Las Pléyades son un notable grupito de estrellas que podemos localizar en la constelación de Tauro, en el hemisferio norte de la esfera celeste, bajo la constelación de Perseo, a 24 grados del ecuador celeste y a 4 grados de la eclíptica.

Forman un pequeñito grupo que no llega a ser constelación y por eso se le considera un asterismo. Son las Pléyades del Norte, pues en el hemisferio sur celeste también hay otro grupo llamado Pléyades del Sur.

Posición de las Pléyades en la esfera celeste respecto al ecuador celeste y la eclíptica
Posición de las Pléyades en la esfera celeste respecto al ecuador celeste y la eclíptica

La doble escena con la medición angular de la posición de las Pléyades es la visión subjetiva como efecto de la visión objetiva que podemos obtener saliendo del Observatorio Tierra para observar su lado del amanecer y añadiéndole su imaginaria esfera celeste.

Posición de las Pléyades en la Esfera celeste de la Tierra respecto al Ecuador celeste, y respecto al Sol el 22 de mayo
Posición de las Pléyades en la Esfera celeste de la Tierra respecto al Ecuador celeste, y respecto al Sol el 22 de mayo

Guiándonos por otras estrellas podemos localizarlas extendiendo la línea formada por las tres estrellas de la constelación de Orión -por cuya estrella Mintaka pasa el ecuador celeste- y pasando por la estrella Aldebarán en las Hyades.

Las Pléyades en la línea formada por Sirio, el Cinturón de Orión y Aldebarán
Las Pléyades en la línea formada por Sirio, el Cinturón de Orión y Aldebarán
Vista desde el Sol. La Tierra (el 22 de noviembre) bajo las Pléyades, hacia la región de Tauro y extendiendo la línea formada por las estrellas del cinturón de Orión.
Vista desde el Sol. La Tierra (el 22 de noviembre) bajo las Pléyades, hacia la región de Tauro y extendiendo la línea formada por las estrellas del cinturón de Orión.

Y están debajo de la constelación de Perseo, como nos muestra Solar System Scope.

La Tierra en oposición a las Pléyades situadas debajo de la constelación de Perseo.
La Tierra en oposición a las Pléyades situadas debajo de la constelación de Perseo.

Su situación a 24 grados al norte del ecuador celeste significa que las personas que viven a 24 grados de latitud norte (a medio grado al norte del trópico) están justo debajo de las Pléyades en algún momento de cada día del año (4 minutos antes cada día) y las tienen justo en el zénit, y concretamente en la medianoche de un sólo día. En el calendario romano gregoriano ese día corresponde a la fecha del 22 de noviembre.

Geometría de la visión de las Pléyades en el zénit en la medianoche del 22 de noviembre
Geometría de la visión de las Pléyades en el zénit en la medianoche del 22 de noviembre

En ese momento, a escala del espacio interestelar (entre estrellas como Sol y Pléyades), La Tierra está pasando entre ambas y está en el punto más cercano a las Pléyades aunque la diferencia entre el diámetro de la órbita terrestre y la distancia entre el Sol y esas estrellas es insignificante. Su situación a 4 grados de la eclíptica significa que están a 4 grados de arco por encima del plano de la órbita terrestre.

alineacionpleyades1

Si ese día observáramos desde el Sol (una de las miles de millones de hermanas de las Pléyades) veríamos algo así. La escena está obtenida con Stellarium, aunque el tamaño de La Tierra está aumentado:

Vista desdel Sol con la Tierra bajo las Pléyades mientras en nuestra memoria cronológica es el día 22 de noviembre
Vista desdel Sol con la Tierra bajo las Pléyades mientras en nuestra memoria cronológica es el día 22 de noviembre

Y así lo muestra el simulador planetario SolarSystemScope:

Vista desdel Sol con la Tierra bajo las Pléyades mientras en nuestra memoria cronológica es el día 22 de noviembre. Con Solar System Scope.
Vista desdel Sol con la Tierra bajo las Pléyades mientras en nuestra memoria cronológica es el día 22 de noviembre. Con Solar System Scope.

Es un día que personas supuestamente venidas de algún planeta de la alguna estrella pleyadiana podrían usar como inicio natural de un año terrestre relacionado con las Pléyades para mantener su conexión con su “ciudad” de origen.  Incluso se puede crear un ciclo pleyadiano de 19 años asociado con la Luna cuyo inicio y fin es el momento en que la Luna se alinea con la Tierra y el Sol y se opone a las Pléyades, como recientemente el 22 de noviembre de 2014.

A lo largo de esa noche -o a lo circular de la rotación de la Tierra- desde que las vemos por primera vez ascendiendo por el Oeste hasta que desaparecen por el Este, podemos observarlas en los diferentes grados de inclinación que nos da nuestra perspectiva dinámica. Es lo mismo que con la Luna o constelaciones como Orión.

Diferentes vistas de las Pléyades durante una misma noche.
Diferentes vistas de las Pléyades durante una misma noche.

Así, por lógica, cuando La Tierra está al otro lado del Sol (6 meses después, el 22 de mayo) veríamos al Sol en el mismo meridiano celeste en el que están las Pléyades.

Y si damos un paso hacia atrás colocándonos detrás de la Tierra y ampliando el campo de visión hasta ver a Orión, vemos esto:

Y la perspectiva lateral nos permite comprender su situación a 24 grados del ecuador celeste y a 4 grados de la eclíptica.

Posición de las Pléyades en la Esfera celeste de la Tierra respecto al Ecuador celeste, y respecto al Sol el 22 de mayo
Posición de las Pléyades en la Esfera celeste de la Tierra respecto al Ecuador celeste, y respecto al Sol el 22 de mayo

Podemos ver la proporción real entre el Sol y las Pléyades gracias a las imágenes LASCO C3 del satélite SOHO, como ésta del año 2011 que coincidió con la visita de un pequeño cometa que se desintegró antes de alcanzar la estrella. Tal es la proporción vista desde 1,5 millones de kms de la Tierra, en el Punto Lagrange o L1 en el que está posicionado el satélite SOHO.

SOHO (ESA &NASA)
SOHO (ESA &NASA)

Y 9 años antes, la oposición de La Tierra con las Pléyades coincidió con una gran explosión en el Sol.

SOHO (ESA &NASA)
SOHO (ESA &NASA)

Observado desde el ángulo del SOHO y con visión artística y metafórica, curiosamente pareció que se dibujaran las alas de una paloma. Una de las versiones de la procedencia de la palabra “pléyades” (además de “muchas” o “hijas de Pléyone”) es “Peleiades” que significa “hijas de palomas”, y cuenta el mito que las Pléyades fueron perseguidas por el cazador Orión hasta que fueron transformadas en palomas.

La bandera de la azotea de la Torre Espacio de Madrid tocando a las Pléyades
La bandera de la azotea de la Torre Espacio de Madrid tocando a las Pléyades

Si proyectamos a las Pléyades en el mapamundi estarían un grado por encima del trópico de Cáncer, y todas las regiones, puntos y personas que viven en ese paralelo (24ºN) pasan por debajo de ellas durante unos minutos cada día.

Las Pléyades posadas en la superficie de la Tierra en referencia a la Vía Láctea y el Centro de la Galaxia
Las Pléyades posadas en la superficie de la Tierra en referencia a la Vía Láctea y el Centro de la Galaxia

POSICIÓN DE ALCIÓN RESPECTO AL SOL Y EL CENTRO GALÁCTICO

Alción es la estrella más masiva y la más brillante de las Pléyades. Según las últimas mediciones, la distancia entre el Sol y Alción es de unos 440 años luz, la distancia que la luz recorre en línea recta mientras La Tierra da 440 órbitas al Sol. Algunos programas como Stellarium da una antigua distancia de 403 años luz. Las demás están a diferentes distancias. Asterope es la más cercana al Sol; Merope, Pleyone, Atlas y Maia están prácticamente a la misma distancia.

Una teoría propia de culturas indígenas como los maya y los cheroqui, dice que Alción es la estrella central en torno a la que giran las demás, e incluso el Sol/Sistema solar cada 26 milenios. Considerando que Alción fuera la estrella central y teniendo en cuenta la distancia entre ambas, que es el radio de la supuesta órbita del Sol a Alción, podemos calcular la velocidad a la que habría de trasladarse el Sol (Sistema solar) para dar una órbita a Alción en 26.000 años, contrastarla con la velocidad de traslación del Sol estimada por los astrónomos (unos 800.000 km/h ó 222 km/s) y decidir qué velocidad sería la correcta. Un cálculo sencillo que parece complejo por la magnitud de las cifras.

Yendo más allá de la órbita de la Tierra y de la “diminuta” región del Sistema solar en la Galaxia, podemos hacernos una idea de la situación de Alción respecto al Sol y el centro galáctico. Para ello basta tener en cuenta las fechas en las que La Tierra pasa entre el Sol y Pléyades (22 de noviembre) y entre el Sol y el punto que señala al centro galáctico (el 19 de junio). Y podemos añadir esa supuesta órbita del Sol en torno a Alción.


OCULTACIÓN DE LAS PLÉYADES

A 24 grados en el hemisferio norte celeste, las Pléyades están en un paralelo celeste por el que llega a circular la Luna cada 19 años. Por eso las Pléyades pueden ser ocultadas por la Luna y podemos ver tal ocultación prácticamente en cualquier fase de la Luna, aunque no, lógicamente, en fase nueva.

La Luna en fase nueva ocultando a las Pléyades, un caso imposible de ver.
La Luna en fase nueva ocultando a las Pléyades, un caso imposible de ver.

Lo que sí puede ocurrir es un doble eclipse: un eclipse de Luna mientras ésta oculta a las Pléyades.

Y también puede ocurrir que la Luna en fase nueva eclipse al Sol en el mismo meridiano celeste en el que están las Pléyades, de manera que podríamos ver a éstas en pleno día “apagado”. Esto ocurrió recientemente, el 21 de mayo de 2012, con un eclipse solar que pudo verse desde Japón. Este eclipse de sol ante las Pléyades fue el primero de una serie de tres que ocurren en 37 años cada 19 años (ciclo metónico), y en este caso también en 2031 y en 2050.

Esta serie de tres ocurre cada 456 años (24 ciclos de 19 años ó ciclos metónicos = 4.650 meses lunares). La actual tríada de eclipses solares ante las Pléyades en la que está la Luna es la serie que ocurre visualmente más cercana a las Pléyades. La anterior fue la de 1556-1575-1594.

La Torre de Cristal de Madrid bajo las Pléyades en una noche nubosa.
La Torre de Cristal de Madrid bajo las Pléyades en una noche nubosa.

Get Adobe Flash player

Get Adobe Flash player

Una respuesta a “Las Pléyades”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *