La estrella Regulus, de la constelación de Leo

La estrella Régulus o Régulo de la constelación de Leo está a unos 12º al norte del ecuador celeste de modo que es visible en el cénit desde 12º N, y a la medianoche el 19 de febrero. Es una de las situadas hacia el plano de la órbita de la Tierra y es una estrella náutica.

En las coordenadas de la esfera celeste está a casi 12 grados al norte del ecuador celeste (11º57′) y a medio grado de la eclíptica. La esfera celeste es la proyección virtual (mental) del ecuador y polos de la esfera terrestre.

Régulus en la esfera celeste de la esfera terrestre a casi 12º respecto al ecuador celeste y al final de la línea visual desde 12ºN de la Tierra, como desde Nicaragua, desde donde se ve en el cenit
Régulus en la esfera celeste de la esfera terrestre a casi 12º respecto al ecuador celeste y al final de la línea visual desde 12ºN de la Tierra, como desde Nicaragua, desde donde se ve en el cenit

Así, desde la esfera terrestre se ve en el cénit (a 90º sobre el horizonte) desde la misma latitud al norte del ecuador terrestre (11º57’N). A tal latitud hay una localidad como Granada (de Nicaragua) y también la punta sur de una isla, también llamada Granada, de las Antillas.

Nicaragua pasa por debajo de Régulus cada día durante unos minutos.
Nicaragua pasa por debajo de Régulus cada día durante unos minutos.

También pasa por el cénit desde el límite sur del desierto del Sáhara.

latitudcenitregulus

Con ayuda de la lógica geométrica y angular podemos deducir desde qué latitud se podría ver a Régulus pegada al horizonte (sobre el punto cardinal Norte) durante su Noche astronómica, lo cual sería desde algún paralelo del hemisferio sur. Así, considerando 90º como la coordenada del Polo Sur, hemos de restar 12º (latitud desde la que se ve en el cénit, a 90º) y obtenemos 78º. Así, desde 77ºS, ya dentro del Círculo Polar, podríamos verla en el horizonte.

Régulus en el horizonte apenas durante una hora, 9 febrero, desde 77ºS
Régulus en el horizonte apenas durante una hora, 9 febrero, desde 77ºS

Sin embargo no podríamos verla físicamente porque en esa fecha (9 de febrero) del año, un poco más de mes y medio después de solsticio en el que el círculo polar sur está al Sol, esa latitud tan austral aún está a la luz del Sol y no ocurre la noche.

Es la estrella que percibimos más brillante en la constelación de Leo, que es eclíptica, es decir, de las que son cortadas por el plano de la órbita de la Tierra, la eclíptica. Y Régulus está muy próxima a ese plano, de modo que hay un momento al año en que la Tierra se coloca al otro lado de Regulus respecto al Sol. En el calendario romano gregoriano corresponde al 23 de agosto, que en el Estelario (calendario de estrellas) es su Día Astronómico, que es cuando asoma con Sol, alcanza el culmen con él a mediodía y se pone con el Sol.

La estrella Régulus en su constelación de Leo muy cercana al horizonte orbital de la Tierra
La estrella Régulus en su constelación de Leo muy cercana al horizonte orbital de la Tierra

Si pudiéramos ver las demás estrellas en la dominante luz del Sol veríamos a Régulus encima del Sol y casi pegada, como una corona. Digamos que el “rey Sol” aparece coronado por otro “rey”, o en este caso reina por ser una estrella. Podemos verlo con más detalle con Stellarium. La distancia angular entre Régulus y la Eclíptica es de 30 minutos de arco (medio grado), y cuando el Sol aparece bajo Régulus, la distancia entre ambas estrellas es de unos 14 minutos de arco, es decir 1/4 de grado.

Distancia angular entre el Sol y Régulus en la red de coordenadas de la esfera celeste de la Tierra
Distancia angular entre el Sol y Régulus en la red de coordenadas de la esfera celeste de la Tierra

Esto significa que cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol (Luna nueva) como a 13 minutos de arco por debajo del Sol (o de la eclíptica), desde la Luna se vería a la Tierra ocultando a Régulus. Así habría ocurrido por ejemplo en 1999.

Vista desde la Luna. Régulus vuelve a ser visible tras ser ocultada por la Tierra. 16 de febrero de 1999.

Tal es la distancia angular, que es diferente de la distancia espacial, esa que entre estrellas que no tiene sentido medir con el sistema métrico así como como no lo tiene medir las distancias milimétricas usando el kilómetro. La distancia espacial entre las estrellas Sol y Régulus es de casi 80 años luz, es decir, la distancia recorrida por un rayo de luz de Sol mientras la Tierra da 80 órbitas al Sol. Ampliando nuestro campo de visión podemos ver un mapa de regiones circulares de 32 años luz y de estrellas situadas en el plano de la órbita de la Tierra y del Sistema solar (del Sol) y en el que Régulo aparece a unos 80 años-luz en un radio entre 64 y 96 años luz (1 año luz = 800 sistemas solares).

regulusplanoorbita

Tal distancia podemos verla en términos que nos son familiares, como el métrico y el kilométrico, aunque hemos de adaptarlo a la velocidad de la luz, y para ello tenemos que basarnos en la distancia recorrida por la luz en 1 segundo: 300 millones de metros (300 mil kms). Así creamos el metro-luz de 300 millones de metros humanos y reducimos 300 millones de veces nuestra percepción del tiempo y del espacio del Universo, como transformándonos en gigantes cuyo paso o metro mide 300 millones de metros humanos. Así, si tú fueras Régulus y cada metro estuviera formado por 300 millones de partes (300.000 kms, lo que recorre un rayo de tu luz durante 1 segundo), entonces tu vecina “Sol” estaría a… unos 2’5 millones de kilómetros de ti. A escala real métrica de nuestro diminuto intelecto, tal distancia es la que recorre la Tierra durante una rotación o día. Pues algo así es en conciencia de estrellas, que son vecinas.

Medio año después de su Día astronómico (22-23 de agosto) es su Noche astronómica (19 de febrero), que es cuando asoma por oriente mientras el Sol se pone por occidente, alcanza su culmen a medianoche y se pone por occidente mientras el Sol asoma por oriente.

La estrella Régulo en su culmen a medianoche del 19 de febrero. Noche astronómica de Régulus.
La estrella Régulo en su culmen a medianoche del 19 de febrero. Noche astronómica de Régulus.

En el día astronómico, el 22-23 de agosto, si damos un paso hacia atrás podemos colocarnos detrás de la Tierra y ver la misma así con el simulador SolarSystemScope.

tierrasolregulus1

Y un paso más atrás…

tierrasolregulus2

Y cuando la Tierra está al otro lado del Sol (tras media órbita), esto veríamos desde el Sol:

Vista desde el Sol. La Tierra (19 de febrero) pasando entre el Sol y Régulo.
Vista desde el Sol. La Tierra (19 de febrero) pasando entre el Sol y Régulo.

Su distancia angular respecto al plano de la Galaxia, línea básica de referencia, y concretamente el tramo en el que está el centro galático (entre Sagitario y Escorpio), es de 120º. Por ese plano el Sol cruza cada 22 de diciembre. 120º es un tercio del círculo (en este caso la eclíptica o del propio paralelo celeste en el que está Régulus y cuya declinación es +11º57′). Eso significa que el 22 de diciembre, cuando el Sol está ante el plano galáctico, Régulus está a 120º al Oeste del Sol.

Distancia Angular de Régulus respecto al ecuador galáctico
Distancia Angular de Régulus respecto al ecuador galáctico

Las personas que se sintieran identificadas con la estrella o con su constelación eclíptica podrían iniciar cada año en ese momento, aunque la constelación de Leo no es lo mismo que el signo astrológico de Leo, y de hecho día 23 de agosto el Sol está aún en la primera mitad de la constelación mientras en el calendario de meses/signos astrológicos el día 23 de agosto es el primero del mes/signo de Virgo del calendario astrológico.


RÉGULUS EN EL TIEMPO PRECESIONAL

Régulus está en el mismo plano de la órbita de la Tierra, que desde Tierra vemos como la eclíptica. La eclíptica tiene dos puntos por los que cruza el ecuador celeste, los equinocciales, y dos puntos -la cresta y el valle de la onda- en los que el ecuador celeste está a una máxima distancia, los solsticiales. Así como la Tierra recorre el círculo de la órbita en traslación y tarda 1 año, los puntos equinocciales y solsticiales también lo hacen, en precesión, tardando 1 año precesional (25.900 años). Por tanto, la posición de Régulus hacia la eclíptica hace que durante el Año precesional los puntos equinocciales y solsticiales lleguen a señalar hacia Régulus. Actualmente la coordenada de declinación de Régulus es de +12º (ó 12º por encima del ecuador).

Pero con la oscilación de la esfera celeste (debida al bamboleo del eje terrestre) hay épocas que es de 0º, de +23.5º y de -23.5º. Es decir que en el ciclo precesional Régulus llega a ser la estrella de los equinoccios y de los solsticios. El 19-20 de febrero es 2 meses después del solsticio de invierno en el hemisferio norte. Esto significa que hace 2 meses precesionales (1 mes precesional = 2160 años ó 21,6 siglos) el punto solsticial -que actualmente señala hacia el borde de la constelación de Sagitario el 22 de diciembre- señalaba hacia Régulus.

Punto de la Eclíptica a mayor distancia del ecuador celeste. Punto solsticial, hacia la estrella Régulus. Año -2400.
Punto de la Eclíptica a mayor distancia del ecuador celeste. Punto solsticial, hacia la estrella Régulus. Año -2400.

Fue hace unos 44 siglos hacia el año 2.400 antes de la era cristiana. Por entonces transcurría el periodo de la antigua civilización egipcia llamado Imperio Antiguo por la Historiografía y que abarcó 5 siglos desde el 2 700 hasta el 2 200 a.i.e.c. Esta podría ser una de las razones astronómicas de que fuese importante para los antiguos egipcios. Así se habría visto desde latitud media del hemisferio norte.

Año 2400 a.e.c. Mediodía del solsticio. El punto de la Eclíptica a la máxima distancia angular del ecuador celeste. Punto hacia Régulus, estrella del solsticio hace 44 siglos.
Año 2400 a.e.c. Mediodía del solsticio. El punto de la Eclíptica a la máxima distancia angular del ecuador celeste. Punto hacia Régulus, estrella del solsticio hace 44 siglos.

Lógicamente no se ve en el día, de modo que realmente hace 44 siglos se veía en su culmen a medianoche del día del otro solsticio, el invernal.

Y dentro de 1 mes precesional (30 días precesionales = 22 siglos, hacia el 4.200 de la era cristiana), si se mantienen las actuales condiciones cósmicas, la Tierra habrá bamboleado hasta que el ecuador celeste corte a la Eclíptica por el punto cercano a la estrella Régulus y sea visible en el cénit desde el ecuador terrestre, de modo que será la estrella del equinoccio.


RÉGULUS EN LA GEOGRAFÍA

Régulus es una de las estrellas denominadas “náuticas”, que son las utilizadas por los navegantes o marinos para realizar cálculos de posición y de rumbo, y de hecho existe un catálogo de unas 60 estrellas náuticas fundamentales para la práctica de la náutica astronómica mediante almanaques náuticos, el primero de los cuales fue desarrollado en 1792 por el Real Instituto y Observatorio de la Armada de San Fernando (provincia de Cádiz, España). También el planeta Tierra es un barco en su océano espacial, y del cual también somos pasajeros entre estrellas, como Régulus, situada casi en el mismo plano espacial orbital que sigue el Barco Tierra y una de las básicas para desarrollar la conciencia espacial estelar y situarnos y encontrarnos en el océano, pues las estrellas son faros o islas/faro que salpican el océano espacial de la Galaxia. Pero eso no nos obliga a dejar la Tierra, pues el planeta nos sirve para complementar y completar la visión. De hecho podemos ver a Régulus en la superficie del planeta. Por ejemplo, si afinamos en la geografía (grafía de Gea) con más precisión podemos descubrir que en la latitud 11 grados 57 minutos del hemisferio norte (11º57’N) hay dos lagos, uno junto a la propia ciudad de Granada (Nicaragua) y es el Lago Nicaragua, y otro en Etiopía, el Lago Tana. Eso significa que si en la medianoche del 19 de febrero, su Noche astronómica, podríamos ver a la estrella Régulus reflejada en el agua.

Lagos de la Tierra situado justo bajo la posición de la estrella Régulus
Lagos de la Tierra situado justo bajo la posición de la estrella Régulus
Nicaragua pasa por debajo de Régulus cada día durante unos minutos.
Nicaragua pasa por debajo de Régulus cada día durante unos minutos.

2 opiniones en “La estrella Regulus, de la constelación de Leo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *