inicio
Conocer el Universo es un juego de niñ@s, como salir a la calle
 
Estrella de Barnard
Spica
Régulus
 
 
 

 

 

LA ESFERA CELESTE... DE LA ESFERA TERRESTRE

 

La llamamos "esfera" como una proyección de la esfera que es el planeta.

 

INTRODUCCION

Realmente la expresión "Esfera Celeste" (EC) es alegórica pues la región del espacio del Universo que percibimos con el cerebro/vista desde la Isla "Tierra" no es literalmente una esfera. Es sólo nuestro "campo de visión" desde una esfera giratoria (el planeta) que está inmersa en un enorme cuerpo prácticamente plano: la galaxia o Ser galáctico que flota en mitad del espacio intergaláctico ocasionalmente salpicado de fuentes de energía que llamamos "galaxias".

También las lentes (ojos) con las que vemos son esféricas, globulares.

Aquí vemos un área de la esfera celeste del planeta Tierra. El polo norte celeste señala hacia la estrella polar, y el ecuador celeste pasa por Mintaka, en el Cinturón de Orión. Encima de Orión se unen la eclíptica (aparente camino anual del Sol) y el ecuador de la Galaxia.

la Polo norte y Ecuador de la esfera celeste de la Tierra el
La Estrella Polar en el polo norte de la esfera celeste de la Tierra. Orión en el Ecuador.

En esta escena podemos imaginar que esas estrellas están a la misma distancia y forman la pared interior de una esfera que nos envuelve, y que, por tanto, estamos en su centro, en el punto que es el vértice de un ángulo recto formado por la Polar y Mintaka.

Aquí vemos lo mismo pero ya fuera de la Tierra, del centro de la Esfera celeste y de la propia Esfera...

la  
La Estrella Polar en el polo norte de la esfera celeste de la Tierra. Orión en el Ecuador.

Tal expresión de "esfera celeste" deriva de esa sensación "envolvente" que nos produce ver el aparente desplazamiento circular de las estrellas debido al movimiento circular de giro del planeta (15 grados cada hora), tan lento e imperceptible en nuestro estado de conciencia que nos da la sensación de que el suelo o la región que pisamos está quieta y que por tanto se desplazan las estrellas como pegadas a la negra pared interior del límite de una esfera gigante rotatoria. Y en el centro de esa esfera estaríamos nosotros, el lugar en el que estemos y el planeta. Y podríamos soñar que atravesamos esa oscura pared tachonada de estrellas...

la
el

El planeta sí es una esfera aunque nosotros no estamos en su centro o núcleo o corazón sino en la cara externa de su superficie. Si nos metiéramos bajo tierra estaríamos en la "inferficie" y quizá supuestos seres que habitaran en el centro de la esfera planetaria nos verían igual que nosotros vemos las estrellas en un aparente mismo plano, aunque están dispersas en la voluminosidad del espacio.

Igual que un planeta tiene centro, un ecuador que "une y separa" a sus dos semi esferas (hemisferios) y dos centros de los hemisferios (polo sur y polo norte) así también una virtual esfera celeste. Sin embargo, tal como percibimos su aspecto desde la Tierra, tal esfera es diferente al de cualquier planeta, no por las constelaciones sino por su posición. La diferencia depende de la inclinación del Eje de rotación del planeta en el Espacio salpicado de estrellas, y como el eje bambolea con el transcurrir de las órbitas en el espacio (y del tiempo en la mente) también el aspecto de la EC cambia desde un mismo planeta mientras realmente esas estrellas siguen flotando prácticamente en sus mismos puntos en el Espacio universal (aunque también se desplazan).

Ciertamente desde la Tierra se perciben los grupos de estrellas con el mismo aspecto que desde Marte o desde Urano, pero en diferentes regiones de las EC de estos tres planetas. Si desde la Tierra se ve a la "estrella Polar" (Cynosura, Alruccabba) en el polo norte de la EC de la Tierra o a las constelaciones de Orión y Ofiuco en su Ecuador celeste o al Centro galáctico a 23 grados por debajo, desde Urano se ve a Ofiuco y al Centro galáctico (y a veces al propio Sol) en el polo de "su Esfera celeste". También, desde el planeta Tierra de la estrella Sol se perciben otros grupos de estrellas diferentes a los que se perciben desde planetas de otras estrellas suficientemente alejadas del Sol. Esta evidencia nos permite des-anclarnos de la fija idea (ancla) de creer cierto que el aspecto de la EC de la Tierra es el único del universo o confundirlo con "el Universo" el cual tiene infinidad de aspectos vistos desde la infinidad de los puntos de su dimensión espacial o espacio, 3 primeras dimensiones de la realidad universal.

En esta imagen podemos ver otra perspectiva de la Esfera celeste (inclinada) de la Tierra poniendo como base la órbita de la Tierra y situando a Orión o a la estrella Betelgeuse y Mintaka.

la
 

 

 

SISTEMA DE COORDENADAS DE LA ESFERA TERRESTRE Y DE LA CELESTE

Para estructurar la esfera terrestre y facilitar la localización de puntos y lugares (y personas) en la superficie del planeta se estableció una red virtual de coordenadas tejida a base de 24 líneas verticales y 18 horizontales (meridianos y paralelos) que forman zonas más o menos cuadriculadas. Esta red virtual (mental) es muy reciente.

Las 24 líneas verticales llamadas "meridianos" realmente son 12 círculos "verticales" que coinciden en los dos puntos por los que pasa el Eje de rotación del planeta (los polos norte y sur o centros de los hemisferios) y dan lugar a 24 franjas (las horarias, las 24 horas). Cada 24ª parte abarca 15 grados del círculo 360º, y de hecho 15º es lo que gira el planeta en el Espacio simultáneamente a que la aguja de los minutos da 1 vuelta, lo que normalmente decimos como una hora de tiempo. Y las líneas horizontales son paralelas ("horizontales") al ecuador, y de ahí su nombre de "paralelos". Son 18 de polo a polo y cada una abarca 10 grados. El ecuador es una línea natural en la esfera y ninguna esfera tiene "hemisferios verticales", de ahí que el llamado "meridiano de Greenwich" sea un invento humano que divide nuestro imaginario "planeta geográfico y horario" en longitudes Este y Oeste a efectos de localizar puntos. No hay que confundir este concepto geográfico con la expresión "civilización occidental" u "Occidente" pues éste es un término puramente mental y cultural, y de hecho geográficamente Europa (cuna de la civlización occidental) está al oriente de América del Norte, que está al oriente del extremo de Asia oriental.

También la astronomía hindú establece su propio primer meridiano astronómico que pasa por la localidad de Ujjayini (estado de Madhya Pradesh).

En total son 24 x 18 = 432 cuadrículas que forman la esfera de paralelos y meridianos.

A su vez, cada cuadrícula está compuesta por 15 partes o grados horizontales y 10 verticales de modo que contiene 150 partes o subcuadrículas de 1 x 1 grado. Por tanto, 432 cuadrículas de 150 subcuadrículas son 64.800 subcuadrículas. A su vez cada grado se subdivide -siguiendo la estructura divisoria del sistema horario- en 60 partes llamadas "minutos de grado", que en este caso no es un concepto cronológico sino espacial. Y por fin, cada minuto de grado consta de 60 partes llamadas "segundos de grado".

Cada punto de la superficie del planeta está en alguna de esas cuadrículas mínimas, y podemos identificar su localización como Latitud y Longitud codificada con su "nombre y apelllidos" como grados, minutos y segundos al norte o sur del Ecuador y al este o al oeste del Meridiano de Greenwich. Aunque se usa la nomenclatura cronológica (minutos y segundos) son unidades espaciales, usadas para determinar la posición de un lugar y la distancia entre dos lugares. Y un grado, minuto o segundo tiene una longitud determinada, aunque es diferente en cada paralelo, pues los paralelos son de diferente longitud dado que se acortan cuanto más cerca están de los polos.

El ecuador es el círculo más amplio. Teniendo en cuenta que la circunferencia ecuatorial del planeta Tierra mide 40.074 kms ó 40 millones 74 mil metros y que un paralelo se divide en 24 horas x 15 grados x 60 minutos de grado = 21.600 minutos de grado (24x15x60 = 6x60x60), cada minuto de grado en el ecuador mide 1.855 metros (1,86 kms) y cada segundo de grado 31 metros.

Así hacen los astrónomos también con la esfera celeste para identificar la localización de las estrellas... y de los planetas, las nebulosas y las galaxias, y sin olvidarnos del básico Centro de la Galaxia (Vía Láctea). Aunque en este caso las distancias en grados son relativas, pues las distancias absolutas en la profundidad del espacio se miden con el método del paralaje y con la unidad "año-luz" (aprox. 800 veces el Sistema Solar).

En términos astronómicos, el equivalente a la Latitud y la Longitud geográfica es la Ascensión Recta y la Declinación, y el equivalente al meridiano de Greenwich es la línea vertical (meridiano celeste) que cruza de polo a polo celeste pasando por "Puntero de Piscis" (desde hace 2200 años, aunque a veces se hace referencia al "Puntero de Aries").

Ambas redes de coordenadas (terrestre y celeste de la Tierra) sólo están en la memoria de las personas que la conocen y la han memorizado y de la mente han sido proyectadas a libros, mapamundis y "globos terráqueos" que representan al planeta.

la  
La Estrella Polar en el polo norte de la esfera celeste de la Tierra. Orión en el Ecuador.

 

PROYECCIÓN DE LA ESFERA EN LA GALAXIA

Dado que la EC de la Tierra es como una proyección desde el propio centro de la Tierra hacia fuera, cada punto de la superficie de la esfera terrestre (de la Tierra) se corresponde con un punto de la EC de la Tierra. Por eso existe una franja horizontal en la superficie del planeta en la que durante todo el año existe en algún momento un punto que coincide con el Centro galáctico si pegáramos la Esfera celeste en la Esfera terrestre (y acuosa).

el la

Tal galaxia no es una esfera sino una formación más o menos plana que desde cualquier planeta se percibe como una franja.

Lo que llamamos "esfera celeste" (de la Tierra) tiene como punto fundamental de referencia la llamada "estrella Polar" en el centro del Hemisferio norte de dicha esfera. De hecho, esto es más popularmente conocido que el hecho de que la constelación de Orión y la de Ofiuco estén en lados opuestos del Ecuador de la EC de la Tierra, o que el punto en el que está el Centro de la galaxia con respecto al cual "variamos" el ángulo de visión hora a hora y día a día porque el planeta gira y se traslada (ver)

La distancia que se ha publicado como oficial entre la estrella solar (el Sol) y la estrella polar de la Tierra es unos 430 años-luz, de modo que si concebimos una esfera celeste real, es decir espacial, voluminosa, podríamos decir que la EC de la Tierra tiene un radio de 430 años-luz (y un diámetro de 860, y un perímetro de 2.700 años-luz). Y 430 años-luz es una distancia muy pequeña comparada con el tamaño de la propia galaxia, una forma relativamente plana, no esférica, flotando en mitad del espacio intergaláctico ocasionalmente salpicado de galaxias...

También podemos medir el radio de la EC de la Tierra como la distancia hasta el objeto más lejano que alcance a percibir nuestro cerebro(vista) a ojo desnudo desde la Isla Tierra, y sin los aumentos aportados por la "superlente" de un telescopio, pues en cualquier época de la Historia (o Edad de la Humanidad) ese cuerpo celeste (el visible más alejado) también se veía.

De hecho, el objeto celeste más alejado de la Tierra y perceptible por un cerebro humano común es... otra galaxia, una que se localiza mirando hacia la constelación de Andrómeda, nombrada como M-31 (objeto 31º del catálogo de Messier) y NGC 224 (objeto 224º del New General Catalog). Las estrellas que componen la constelación de Andrómeda están en la galaxia Vía Láctea, y como la galaxia M-31 no está en la Vía Láctea, por eso la M-31 no pertenece al grupo de Andrómeda, pero se le llama "Galaxia de Andrómeda".

Desde la Tierra, que está en la galaxia Vía Láctea, las personas astrofísicas han calculado que entre ambas galaxias hay una distancia de 2,5 millones de años-luz, es decir, la distancia intergaláctica que un rayo de luz cubre surcando el Espacio a 300.000 kms cada segundo mientras el planeta Tierra da 2,5 millones de órbitas al Sol. Así, podríamos decir que el radio de la Esfera Celeste de la Tierra es de 2,5 millones de años-luz, lo cual es una esfera que se sale mucho más allá de la propia galaxia madre del planeta. De hecho, si la Vía Láctea mide 100.000 años-luz de diámetro, quiere decir que ella misma cabe 25 veces en esa distancia intergaláctica que la separa de su hermana M-31.

 

Para contactar enviar e-mail a navelegante64@gmail.com
 
 

 

16