Descripción del Estelario

Noche astronómica de Betelgeuse y día astronómico de Betelegeuse

Normalmente solemos orientarnos en el tiempo anual por el número de día y nombre de la fecha, aunque no es un código “universal” sino exclusivo del calendario romano gregoriano, pues si alguien nos informara de una fecha del calendario de otra cultura (como la maya, la hindú o la musulmana) no podríamos situarnos por no conocerlos y no estar familiarizados. Pero sí podríamos guiarnos más o menos por la “madre” Tierra y su Clima y la duración del periodo diurno y nocturno, sobretodo en latitudes medias/templadas del planeta donde se viven 40 ºC de diferencia cada medio año ó 6 horas de diferencia máxima entre día y noche. Pero las estrellas también son elementos naturales que proporcionan una forma universal de situar nuestra conciencia temporal en el año, y para ello hay que conocerlas, y también su asociación con el Clima y la duración del día y la noche. Por ejemplo, cuando vemos a la estrella Betelgeuse de Orión alcanzar su culmen a medianoche, tal noche es la más corta en el Hemisferio Sur y la más larga en el Hemisferio Norte, es decir la noche del Solsticio de Verano en el HS y de Invierno en el HN. Es la noche astronómica de Betelgeuse. Por tanto, medio año después, cuando la Tierra está al otro lado del Sol en la órbita, veríamos a Betelgeuse alcanzar su culmen con el Sol a mediodía, y es el día astronómico de Betelgeuse.

Conocer las estrellas y sus posiciones lleva a adquirir conciencia de los movimientos de rotación y traslación del planeta Gea/Terra/Tierra en el Espacio del Universal. Es como conocer personas a través de observar sus “movimientos” o actividades, o como que las demás personas nos conozcan.

Las estrellas y constelaciones son sólo una parte de la Galaxia que vemos desde la Tierra. Aquí están proyectadas en la superficie del planeta desde el otro lado de las estrellas.

Este estelario o calendario de estrellas (stelas) consiste en las fechas (del calendario romano gregoriano) en las que vemos a las citadas estrellas alcanzar su culmen a medianoche, lo que sería la noche astronómica de ‘estrella’. Eso ocurre cuando la Tierra, en su círculo en torno a Sol, está por delante del meridiano celeste en el que está dicha estrella. Y media órbita después la Tierra está al otro lado de la órbita, de modo que ocurre el día astronómico de ‘estrella’. Lógicamente el día astronómico y la noche astronómica de una estrella se suceden cada medio año.

El calendario menciona estrellas que son notablemente visibles durante la noche, y aunque no son visibles a la luz del Sol sí se hayan en el mismo meridiano del Sol durante el periodo diurno de la fecha. Así, en caso de noche astronómica de cierta estrella, desde el ecuador se la ve asomar por Oriente mientras el Sol se oculta por Occidente, alcanza el culmen a medianoche y se la ve ocultarse por Occidente mientras el Sol asoma por Oriente, por lo que desde el ecuador se la ve prácticamente durante el máximo tiempo posible: 12 horas. Y en el día astronómico se la vería asomando al mismo tiempo que el Sol, alcanzar el culmen a mediodía y en la vertical (visualmente por arriba o por abajo) del Sol y poniéndose al mismo tiempo que el Sol.

(Lo mismo ocurre con los planetas como Marte, Júpiter y Saturno con la diferencia de que tienen movimiento propio y un periodo sinódico -de su aparente órbita subjetivamente vista desde la Tierra- más largo que el año terrestre de modo que sus días y noches astronómicas no se producen en fecha fija. En cuanto a Mercurio y Venus, si bien sí podemos visualizar sus días astronómicos (Venus cada 584 días) no es posible que los veamos no ya en el meridiano de la medianoche sino a medianoche y por ello no es posible que vivamos noches astronómicas en relación a ellos).

También se incluye a la única galaxia que podemos divisar desde desde la Tierra, la galaxia de Andrómeda, así llamada porque se ve hacia las estrellas de la constelación de Andrómeda que forman parte de la Vía Láctea, que es vecina de aquella en el espacio intergaláctico, y ambas están a una distancia de 2,5 millones de años luz que la luz tarda 2,5 millones de años en recorrer, es decir, mientras la Tierra da 2,5 millones de órbitas al Sol, lo cual es más o menos la centésima parte de las que da mientas la galaxia Vía Láctea completa una rotación. La galaxia Vía Láctea alcanza su culmen a la medianoche del 22 de octubre.

Este estelario se inicia en el momento del equinoccio galáctico que es cuando la Tierra está en el punto de su órbita que intersecta con el plano de la Galaxia, lo cual ocurre cada 22 de diciembre y 21 de junio (evento con el que actualmente coinciden los solsticios).

Es la noche astronómica de la estrella Betelgeuse, que representa el hombro derecho de la esquemática figura humana formada por las estrellas de la constelación de Orión.

Las coordenadas de las estrellas son respecto al ecuador celeste cuya coordenada es 0º, aunque también se pueden interpretar como la latitud geográfica desde la que tal estrella pasa -debido a la rotación de la Tierra- justo por el cénit en algún momento de cada día y a la medianoche de cierta fecha.

Las estrellas y constelaciones son sólo una parte de la Galaxia que vemos desde la Tierra. Aquí están proyectadas en la superficie del planeta desde el otro lado de las estrellas.
Las estrellas y constelaciones son sólo una parte de la Galaxia que vemos desde la Tierra. Aquí están proyectadas en la superficie del planeta desde el otro lado de las estrellas.

Ir al Estelario