inicio
estrella sol
LA ESTRELLA SOL
 
Inclinación y giro
Lunares solares
Explosión solar
Armonía 7 y 13

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA ESTRELLA SOL: UN INFIERNO EN EL CIELO

La Farola y Estufa cósmica de los planetas. Fuente de vida y de muerte.

 

Estas son dos recientes imágenes del Sol a finales del mes de enero de 2011.

el la
Aspecto del Sol en los días 22 y 24 de enero de 2011

Aunque el universo no pone nombre a las estrellas, conocemos el nombre con el que nombramos a la estrella más cercana, aunque no conocemos apenas nada de ella. Estamos relativamente lejos y cerca de ella que está en el cielo espacial (3 primeras dimensiones de la realidad) igual que nosotros, y por eso no estamos a ninguna distancia del universo. Está flotando en el cielo espacial situada en el centro de la órbita de la Tierra, y por tanto está en el mismo plano horizontal que la Tierra, y no por encima ni "arriba".

Entre el planeta y la estrella "Sol" hay una distancia como entre nosotros y 150 kms más allá, aunque multiplicada por 1.000.000. Tambien decimos a veces que el Sol calienta más o menos, pero lo decimos según la sensación térmica que notamos debido a que en las cuatro estaciones del año los rayos de sol llegan con diferente ángulo al suelo de la región en la que estamos, lo cual se debe a que el planeta Tierra está inclinado, no a que el Sol varíe su potencia calorífica.

Los astrofísicos calculan que tiene una edad de 6 mil millones de años, pero este no es un dato objetivo, pues es como si las hormigas -los machos viven unos 35 días- nos aplicaran a nosotros su pequeñita unidad de medir edad (el día) y no el "año" que usamos nosotros porque ellas no llegan al "año" y no tienen conciencia de "año". Así tampoco nosotros -ni individualmente como humano ni colectivamente como Humanidad- tenemos conciencia de 25.900 años, lo que dura el bamboleo del eje de rotación de "la Madre" (Tierra"). Por otro lado, el concepto temporal "año" se basa en el movimiento en el Espacio, el del planeta Tierra dando una órbita a la estrella Sol, año terrestre o humano. Así, habríamos de encontrar un Año de dimensión solar que aplicarle al Sol para tener una cifra objetiva de "su edad", e igual que el "año" es el periodo de órbita de la Tierra al Sol, el "Año Solar" es el periodo de órbita del Sol(Sistema planetario) a otra estrella. A falta de conocer ésta y ese periodo, la solución transitoria nos la da "la Madre" (Tierra) pues el planeta tiene un movimiento más lento, el de bamboleo/precesión, que completa mientras da unas 25.900 órbitas al Sol (25.900 años). Así, podemos tomar este Año Solar (de 25.900 años terrestres) como unidad de tiempo base, igual que tomamos un día (de 86.400 segundos) como unidad de tiempo del año. Así, en 6 mil millones de años (6 mil millones de órbitas del planeta) hay unos 232.000 Años Solares ó 232 milenios. La duración media de un "sol humano" en la modernidad es de 71 años humanos, muy poco comparado con 232 milenios.

Siendo la Fuente de energía para la vida orgánica, el Sol es, a la vez, el peor/mejor y mejor/peor saturador lumínico durante el día, mucho más que las luces artificiales de las ciudades durante las noches. No es un reproche, pues mana incesante el combustible de la vida orgánica: Polvo de Estrella. Respondiendo a la condición paradójica de la naturaleza, su energía es destructora de la misma vida que crea, pero a un nivel superior de percepción se peribe como el natural proceso de transformación de la energía materia.

el Aspecto del Sol el día 28 de enero de 2011 la
Aspecto del Sol el día 28 de enero de 2011. Pulsa en la imagen para ver más.

Las ciudades de la sociedad humana en la Tierra apagan sus luces artificiales al asomar a la luz natural de la zona iluminada del planeta. El Sol es la única Farola encendida durante esa parte de Noche que acostumbramos a llamar "día", pues nuestra Casa planetaria circula en un gran espacio (transparente) y a la vez oscuro porque las fuentes luminosas que lo salpican están a suficiente distancias unas de otras como para no saturar de luz y calor el espacio. Ese espacio es la Dimensión espacial (Cielo espacial) del Universo, las 3 primeras dimensiones de la realidad y conciencia. Su Suelo y Techo es... la propia superficie de los planetas no luminosos e iluminados por la luz de las fuentes luminosas, estrellas, como la que llamamos "Sol". Está en el Centro del Sistema planetario al que pertenece este planeta de aire, agua y tierra. No hay que confundirlo con el Centro de la Esfera celeste de la Tierra. El Sol también tiene su propia esfera celeste.

Y en relación al Gran Centro que es el Centro de la Galaxia, el Sol está unida a él por una línea imaginaria que la Nave Tierra cruza cada 19 de diciembre y 19 de junio.

A veces vemos al Sol "ARRIBA en el cielo", pero eso no quiere decir que el Sol esté ENCIMA del planeta Tierra. Muchas veces solemos pensar (y solemos creer cierto) que estamos bajo el Sol o que el Sol está sobre nosotros. Otra cosa es respecto al planeta, pues ambos astros están en el mismo plano horizontal, el de la órbita de la Tierra. El Sol está casi en el centro de la órbita, y la Tierra está en el perímetro. Así que debajo del Sol lo que hay es vacío espacial salpicado de más estrellas. Es decir que debajo del Sol no está la Tierra, y si nosotros estamos en la Tierra, tampoco estamos debajo del Sol y, por tanto, el Sol no está encima de nosotros.

Y a veces también, sin haber viajado al norte de la región en la que solemos habitar, vivimos épocas de frío. Esto no significa que el Sol sea una seminevera (y semiestufa) o que tenga aire acondicionado, sino que el planeta se traslada en torno a la estrella mientras aquel tiene el eje de rotación inclinado.

 

Comparación de aspecto del Sol en enero de 2002 (convulso) y en julio de 2009 (tranquilo). Clickea para ver el aspecto en este momento.

 

4'64: diámetro del Sol en tramos de 300.000 kms

Diámetro del Sol en MetrosLuz

"Sol" es el nombre, en castellano, de una estrella. Una estrella: nada más y nada menos! Una estrella más entre miles de millones de estrellas, todas en el mismo Espacio sin aire y sin suelo y sin techo. No una de esas "estrellas" pagadas (y por ello "iluminadas") de nuestra sociedad de broma y en serio, esa extraña creación nuestra ante la que tomamos una extraña actitud: necesitarla como Fuente de "vida" en la misma medida que la criticamos y la odiamos.

La única estrella de nuestra Nave de aire, agua, tierra y fuego es mucho más de lo que la razón científica -con toda su razón- pueda decirnos, pues también el corazón espiritual -conciencia- tiene lo suyo que aportar a la razón: conciencia para la ciencia, corazón para la razón, intuición para el intelecto, feminidad para la masculinidad, electricidad para el magnetismo. Al fin y al cabo, el corazón físico también es una fuente pulsante de vida para los órganos del Organismo y células de nuestro Celular animado por ánima y alimentado por oxígeno, que es la propia luz del Sol alquimizada por la Clorofila de los Pulmones del Planeta, las Plantas. De ahí Planeta Planta.

Una estrella en mitad de miles de millones. Proporcionalmente, la distancia a la que está de las estrellas más cercanas es como la que hay entre los cuerpos cuando estamos en una reunión, aunque como personas podamos sentirnos a "años luz" unas de otras por no entendernos, pues hablar el mismo idioma no significa hablar el Lenguaje Universal.

Las estrellas no tienen esta peculiar característica de una humanidad que a través de de gran variedad de lenguajes escritos y hablados, no hemos logrado autoentendernos, aunque la humanidad sí tenemos la naturaleza de estrella, y en esta no hay problemas de incomunicación. Al menos el cerebro y sus células y órganos biológicos envuelto en una aparente cuerpo, está hecho de Polvo de Estrellas: Hidrógeno, el átomo más simple con que está "dibujada" la vibrante y viviente Creación de la que nuestro cuerpo forma parte, y nosotros también podemos hacerlo. El propio Sol y su Sistema Planetario reproduce fielmente la estructura básica invisible del Núcleo de un Átomo "gigante", aunque no es un átomo de hidrógeno -de un sólo electrón rodeando al núcleo de un sólo protón- sino más bien de Flúor, si consideramos que tiene 9 planetas/electrones. Flúor... de fluir?

Si obtenemos la suma de los valores numéricos de las letras de la palabra HIDRÓGENO según su posición en nuestro ABCDario, y asignando 27 para el acento, encontramos que tiene el mismo valor que las palabras COMBUSTIBLE y UNIVERSAL.

Hidrógeno, Combustible Universal. ¿Hidrógeno andrógino o Hidrógeno que genera hidro (agua) en combinación con un átomo de oxígeno?

Átomo de hidrógeno

"Sol" se escribe "Sun" en idioma inglés, y da nombre a uno de los días de la semana: "Sunday" o "Día del Sol". En el antiguo uso romano se decía "Solis Dies", si bien el "día del Sol" es todos los días en el que el calor, la luz y la vida basada en el hidrógeno es irradiada no sólo para todos los cuerpos humanos sino también para todas las criaturas no humanas. Y por supuesto el Planeta Tierra tampoco vive la alternancia de días y noches sino las dos condiciones a la vez. Y también nublado y despejado en el planeta.

Por un lado, nuestra Estrella no nos llama demasiado la atención porque estamos acostumbrados a tenerla a una distancia relativamente inconcebible para nuestra razón. Si iniciáramos un camino recto hacia el Sol avanzando 1 metro cada segundo tendríamos que estar bien mentalizados para un viaje de 1.736.000 años. Y por otro lado nuestra mente está suficientemente ocupada -no libre- como para no conocer, comprender y vivir el Sol más allá de usar su luz para calentar o poner morena la piel de nuestro cuerpo. Y por supuesto, hemos dejado de "asombrarnos" por el simple hecho de poder ver gracias a la luminosidad de la energía de esta Estrella y gracias a tener ojos, y hemos llegado a asombrarnos o a escandalizarnos por fenómenos que podemos ver gracias a la luz y a los ojos. Además de eso, su aparente movimiento por el cielo a lo largo del año es todo un mensaje "cifrado" sólo comprensible por nuestro ser natural en comunión con nuestro ser universal, habitante del Universo, reflejo del Ser Universal.

Dado que el Planeta Tierra es suficientemente denso y opaco, tiene su cara oscura a la que no llega la luz del sol, al menos perceptiblemente para nuestros ojos. Ahí, en la Sombra de la Tierra, el descubrimiento del fuego y el invento de la bombilla eléctrica son quizá los dos actos humanos que más fielmente reflejan el profundo deseo humano de iluminación y calor de la Fuente "Interior", imperceptible, espiritual. Quizá en esa realidad no sea necesaria una estrella en la dimensión espacial, y el Sol sea una especie de gran señal que flota en el espacio como un eco o reflejo de la Estrella Interior de la humanidad.

lael

¿VES NUEVOS LUNARES SOLARES?

Por otro lado, el Sol es todo un infierno físico en el Cielo espacial. Nuestra imaginación sobre las leyendas pseudorreligiosas y pseudoespirituales acerca del infierno en el que "los buenos" quisieran que "los malos" estuvieran eternamente se queda corto en comparación con el Horno solar, la Fragua del mitológico Vulcano, otra leyenda acerca un mitológico planeta que orbita al Sol aún más cerca que Mercurio.

 

El Sol es la estrella más cercana a la Tierra y a nosotros, aunque su luminosidad alcanza mucho más allá de la órbita de la Tierra. Las personas astrofísicas han calculado que se traslada cubriendo unos 220 kilómetros cada segundo hacia un punto llamado "Solar Apex" situado cerca del sistema de la estrella Vega.

Otra teoría dice que forma parte del sistema de Las Pléyades y que gira alrededor de Alción en un tiempo sincrónico al tiempo que tarda la Nave Tierra en dar un bamboleo de su eje mientras los cuatro puntos de la órbita en los que se coloca en equinoccio y solsticio completan una órbita al Sol (técnicamente llamado "movimiento de precesión de los equinoccios"). Si así fuera, y dada la distancia entre Alción y el Sol, el Sol debería trasladarse cubriendo unos 17.000 kms por segundo. El Universo tiene la respuesta, así que no tenemos que enfrascarnos en discusiones sobre hipótesis, pues también tenemos la posibilidad de conectar con el Universo a través del mismísimo Sol a modo de Neurona Cósmica.

El Sol  (Sistema Solar) como supuesto miembro del Sistema de las Pléyades en torno a Alción.

Al menos, según las distancias calculadas hasta ahora con respecto a las estrellas de las Pléyades, el Sol está más cerca de Alción que dos de las propias estrellas que forman el cúmulo, una pléyade de estrellas azuladas en torno a Alción. Esas dos estrellas teóricamente más alejadas de Alción que el Sol, son Asterope y Celaeno.

 

La distancia a la que está el Sol de la Tierra medida en kilómetros es inmanejable para nuestra razón, pero para hacernos una ideapodemos usar al propio Sol como unidad de medida. Así que...

entre la Tierra y el Sol caben 108 Soles incluido el propio Sol.

Esta distancia es el radio de la órbita de la Tierra, algo tan simple como el radio de cualquier moneda que hemos usado hoy o del reloj de agujas que hemos mirado varias veces o de la esfera luminosa con cuya luz hemos podido ver las monedas y el reloj. O de la misma pupila que capta la luz. Ciertamente nos movemos entre formas sagradas, círculos y esferas, por ser vitales, como el Sol, las pupilas, las células... el planeta...

Y este planeta cabe... 109 veces en el diámetro del Sol... y 1.300.000 veces dentro de la esfera solar.

Proporción entre el Sol y la Tierra

...el cual cabe 108 veces -incluido él mismo- en el radio de la órbita de la Tierra. ¿No son acaso cifras impresionantes? En ellas hay más que simple curiosidad.

O podemos usar también cualquiera de sus rayos de luz que, SEGÚN el SEGUNdo, recorre 300.000 kms (1 metro humano estirado 300 millones de veces) que cubre durante ese mismo lapso de segundo: 1 metro-luz, que no es un término oficial (en el argot académico se da en llamar "1 segundo luz"), en 1 segundo. Así, el radio de la órbita de la Tierra mide 500 Metros Luz que un rayo de luz recorre en... 500 segundos, que son 8'333 minutos. 500 Metros Luz es medio Kilómetro Luz. Luego el diámetro de la órbita de la Tierra mide 1 Kilómetro Luz, 1000 Metros Luz que la luz recorre en... 1000 segundos, 16'666 minutos. ¿Y la circunferencia?

Si medimos el tamaño del Sol con su propio rayo de luz como metro-luz, obtenemos 4'64 metros-luz de diámetro. La Tierra mide 4'25 centímetros-luz. También podemos usar como unidad de medida a la misma Tierra para medir el diámetro del Sol: 109 Tierras. Y antes vimos que el radio de la órbita de la Tierra mide 108 soles. Así que entre la Tierra y el Sol hay cierta misteriosa proporcionalidad y armonía. Así que resulta que el número de veces que cabe la Tierra en el Radio de su propia órbita es 108 x 109.

Dividiendo el círculo del Sol en 360 partes o grados, cada grado mide 12.147 kms. Esto es prácticamente el diámetro del planeta Venus, de forma que Venus cabe 361 veces en el perímetro del Sol. La Tierra mide un poco más: 12.756 kms.

1 grado solar formado por dos rayos

La circunferencia del Sol es estructurable en 666 x 6.566 kms ó 6.666 x 656 kms.

666 x 6.566 kms ó

6.666 x 656 kms

Los astrofísicos han hecho una primera estimación de la velocidad de traslación de la estrella en unos 216 kilómetros cada segundo (la cifra más manejada). Conociendo el diámetro (de 1.392.000 kilómetros) calculamos fácilmente el tiempo que el Sol tarda en recorrer el espacio equivalente a su propio diámetro: 6.444 segundos, que son unos 107 minutos. La Nave Tierra cubre su diámetro en 7 minutos.

El Sol tiene sus propios ciclos de actividad. También nosotros los tenemos. Los del Sol son ciclos que superan nuestro ciclo vital actual que es de 71 años (26.000 días). La regularidad de tales ciclos corre paralela a ciertos fenómenos naturales y a cambios de conciencia. Nosotros conocemos eso en la sucesión de las estaciones. Captamos ciertas señales naturales que indican el paso de una estación a otra, y nos preparamos para sobrevivir lo mejor posible en ese nuevo ambiente. La Madre Naturaleza se comunica con nosotros y nosotros respondemos. Son ciclos y señales que se producen dentro de la esfera de aire (atmósfera) de la Tierra. Así también para conocer ciclos en los que evoluciona el Planeta -Ser planetario- como ser biológico y forma de conciencia, y cuya inteligencia terrestre (que no significa humana porque nos declaremos "terrestres") y acuosa y aérea es uno más de los infinitos aspectos de la inteligencia universal (del universo o ser universal), como la estelar de un estrella o Ser estelar.

En consciencia más expandida, alguna ancestral humanidad habría vivido en conciencia de unidad con la Naturaleza, el Planeta, la Estrella y su inteligencia planetaria y estelar universal. Quizá alguna llevara registros de la actividad del Sol para reconocer la llegada de los cambios naturales y estar preparada para adaptarse a ellos y fluir con ellos. Según teorías sobre cálculos de los mayas en sus códices, un gran ciclo de manchas del Sol ocurre cada 68.328 días (187,2 años). Otro dato aparentemente independiente de ese es el que leí en el libro enciclopédico de la National Geographic Society titulado "Los Mayas"; tal dato fue calculado por el experto arqueólogo francés/mexicano Alberto Ruz, descubridor de la cámara que contiene el sarcófago del rey maya Pacal Votan en el Templo de las Inscripciones de Palenque (Chiapas, México). Ruz decodificó dos fechas en código maya y dedujo que se repetían cada 18.720 años (Haabs de 365 dias). Resulta que que 18.720 es 187,2 x 100, y en días 6.832.800 días, es decir 100 veces 68.328 días, o sea 100 ciclos de manchas del sol. Además, observando también este periodo a través del filtro maya del llamado "Calendario Sagrado", el Tzolkin de 260 días, tal periodo es 26.280 Tzolkin, es decir 26.000 Tzolkin + 260 Tzolkin + (260 días x 20). Y si lo vemos contrastándolo con el ciclo maya de la Cuenta Larga, la cifra 18.720 tiene las mismas cifras que 1.872.000 que como kines (días) es la duración de la Cuenta Larga. Es decir que 18.720 años (supuesto Superciclo de 100 ciclos de manchas del Sol) son 3,65 Cuentas Largas, una cantidad imprecisa que, sin embargo, sí sincroniza como 20 Cuentas Largas y 73 Superciclos de manchas del Sol en un periodo de 102.507 años terrestres, una cifra que como tales años terrestres poco o nada nos revela, pero que, de nuevo, filtrándola a través del Tzolkin es... 144.000 Tzolkin ó... 260 Baktunes (13 x 20 Katunes), es decir, 4 Ciclos Mayas (20 Cuentas Largas).

Pulsa en el siguiente link para situarte en el Sol (o ser el Sol) y ver el viaje zodiacal de la Nave Tierra.

 

 

 

 

16