Equinoccio vernal 20 marzo

Cada 20 de marzo la Tierra alcanza uno de los dos puntos de su órbita en el que sus polos están a la misma distancia del Sol, lo cual da lugar al equinoccio, día en el que el periodo diurno es de igual (equi) duración que el nocturno (noccio) y el Sol sale justo por el Este y se pone justo por el Oeste. Dicho punto es el Punto Equinoccial (PE), el cual se desplaza en precesión 1º cada 72 años.

Get Adobe Flash player

La Tierra en uno de los dos puntos equinocciales de su órbita entre las constelaciones y los virtuales meses civiles y astrológicos
La Tierra en uno de los dos puntos equinocciales de su órbita entre las constelaciones y los virtuales meses civiles y astrológicos

La Tierra viene de recorrer 1/4 de su órbita durante 13 semanas (3 meses) desde el Solsticio. Su eje no se ha movido sino que el planeta se ha trasladado 1/4 de círculo (o sección de arco) de su órbita con el eje fijo. 

Comparativa de las posiciones de la Tierra y orientación de su eje fijo respecto al Sol en el el solsticio y en el equinoccio vernal.
Comparativa de las posiciones de la Tierra y orientación de su eje fijo respecto al Sol en el el solsticio y en el equinoccio vernal.

Con los polos a la misma distancia del Sol, si observamos desde detrás de la Tierra y añadimos la imaginaria esfera celeste que la envuelve, como reflejo lógico también vemos que los polos celestes están a la misma distancia (en este caso angular) del Sol: 90º.

Planeta Tierra en su punto equinoccial con los dos polos a la misma distancia del Sol. Planeta envuelto en su propia esfera celeste.
Planeta Tierra en su punto equinoccial con los dos polos a la misma distancia del Sol. Planeta envuelto en su propia esfera celeste.

Por eso la coordenada de latitud celeste del Sol (la Declinación, Dec, expresable mediante la letra griega delta, δ) es de 0º. Esto es el reflejo de que el punto del globo terráqueo que recibe de lleno los rayos del Sol es el mediodía de la latitud 0º, el ecuador. En ese punto del planeta y en ese momento del año (mediodía del día del equinoccio) un humano está literalmente debajo del Sol y lo ve justo en el cénit. (Lógicamente el propio planeta no está debajo del Sol sino en el mismo plano espacial).

Mediodía del ecuador, punto de la esfera celeste que recibe de lleno los rayos del Sol en el equinoccio vernal.
Mediodía del ecuador, punto de la esfera celeste que recibe de lleno los rayos del Sol en el equinoccio vernal.

En esta ocasión dicho punto se encuentra en el centro de África: lógicamente latitud 0º (el ecuador) pero a 27º 36′ al Este del Meridiano de Greenwich.

Desde ese punto se ve al Sol no sólo en el culmen del día sino en el cénit en el momento exacto del equinoccio. Y trasladándonos al Sol, así veríamos a la Tierra, y a ese punto central de África en el centro del disco terrestre.

Este equinoccio (vernal) consiste en el tránsito del Sol del hemisferio sur de la esfera celeste al hemisferio norte. Estuvo en el hemisferio sur durante las 26 semanas anteriores desde el otro equinoccio (habiendo alcanzado el punto más extremo en momento intermedio, el solsticio), y estará en el hemisferio norte durante las próximas 26 semanas.

El planeta tiene el eje inclinado y como consecuencia también el plano ecuatorial lo está respecto al plano de su propia órbita de modo que desde Tierra visualizamos la misma escena como una perspectiva inclinada acorde al ángulo de inclinación.

Vemos al Sol en el cielo posicionado en el punto de su camino (la Eclíptica) por el que cruza el ecuador celeste. Dicho punto es el Punto Equinoccial (PE), y el ecuador celeste -proyección del plano ecuatorial de la Tierra que se traslada en torno al Sol- es el círculo horizontal celeste de referencia, y por eso en este día está cruzando por el Sol. También la estrella aparece en el meridiano celeste que pasa por el PE, lo cual es la razón por la cual a ese meridiano se le establece como círculo vertical celeste de referencia, el Primer Meridiano o Meridiano 0º. Así, la otra coordenada celeste del Sol, la Ascensión Recta o AR (expresable con la letra griega alfa, α, equivalente a la longitud terrestre) es de 0º, o también se puede expresar en horas (24ª parte de cada círculo horizontal celeste) como 00h, y minutos de arco (60ª parte de la hora) como 00m. Como se ve en la escena, actualmente el PE (del equinoccio vernal, porque la estación instalada en el hemisferio norte es la Primavera) está hacia un punto de la constelación de Piscis y por ello se le llama astronómicamente Puntero de Piscis, y así también podemos dar a este equinoccio una denominación astronómica: de Piscis. El otro PE es el Puntero de Virgo. El PE de Piscis está a 8º de la frontera con la constelación de Acuario.

Las constelaciones son distinguibles de los meses/signos astrológicos, zodiacales o del horóscopo. Las constelaciones abarcan diferentes tramos de Eclíptica y los signos duran más o menos 30 días (desde 28 hasta 32) y por ello también son meses (astrológicos). Cuando el Sol está en el PE de la Eclíptica situado hacia la constelación de Piscis, a 8º de la frontera con Acuario, la fecha gregoriana es 20 de marzo y la astrológica indica el último día del mes de Piscis (y también el último día del año astrológico). De hecho el siguiente día, el 21 de marzo del gregoriano, ya es el día 1 del mes/signo de Aries (y primer día del calendario y año astrológico). (La astrología occidental comienza el año en este momento del equinoccio igual que culturas no occidentales como hindú, la persa o la islámica bahá’í). Por eso al PE también se le da una denominación astrológica como Puntero de Aries aunque no está hacia la constelación de Aries, en la cual terminó de estar hace 20 siglos y 50 años.

Precesión del Punto Equinoccial Vernal por la Eclíptica desde el final de Aries el año 50 a.e.c. por la constelación de Piscis hasta el punto actual.
Precesión del Punto Equinoccial Vernal por la Eclíptica desde el final de Aries el año 50 a.e.c. por la constelación de Piscis hasta el punto actual.

LA GRAN ALINEACIÓN GEOGRÁFICA DEL AÑO

También en el día del equinoccio se produce la gran alineación geográfica del año, y es que el eje Este-Oeste se alinea hacia el Sol en los umbrales del amanecer y el anochecer y por ello vemos la salida del Sol justo por el punto cardinal Este y su puesta justo por el Oeste. La mejor forma de comprenderlo es observándolo en comparación con la situación en el solsticio, que fue 13 semanas (3 meses) antes.

Desde latitud 40º N la distancia angular entre el punto de salida del Sol en el solsticio y el punto Este es de unos 30º grados.


EL PUNTO EQUINOCCIAL EN EL TIEMPO PRECESIONAL

La Tierra se desplaza por la órbita a un ritmo de prácticamente 1 grado (la 360ª parte del círculo) cada día. Así también el PE (Punto Equinoccial) se desplaza por la Eclíptica a un ritmo de 1º cada 72 años según el ritmo de bamboleo del eje de rotación de la Tierra y según su ángulo de inclinación. Es la PRECESIÓN del Punto Equinoccial que nos introduce en la dimensión del Tiempo, Ciclo y Año Precesional que ya vimos ante con la cuestión de la obsoleta denominación del PE como “Punto Aries”. El PE ha recorrido el tramo de Eclíptica abarcado por Piscis durante los últimos 20 siglos y 60 años y se dirige hacia la frontera con Acuario y la alcanzará dentro de unos 600 años.

Esto es a escala de tiempo anual pero hemos de verlo a su escala correspondiente de tiempo precesional o de ciclo/año precesional, y tener en cuenta que la 365ª parte de dicho año es 71 años, de modo que 600 años son 8,5 días precesionales. Así, podemos imaginar que somos el PE, que seguimos un calendario con meses con nombres de constelaciones y que ya Piscis lleva unos 21 días acompañándonos, de modo que faltan 8 días y medio para que sea sustituido por el mes de Acuario.

En la siguiente escena (la misma que inició este mensaje) con la posición de la Tierra en el equinoccio vernal, las flechas de color blanco indican la dirección de precesión de los puntos equinocciales y solsticiales, contraria a la dirección de traslación de la Tierra y a un ritmo 26.000 veces menor. También podríamos tomar como referencia ese ciclo y decidir que la Tierra se traslada en dirección contraria y que por tanto el ciclo anual con el que contamos la edad o duración de la vida personal transcurre a una velocidad 26.000 mayor que la del ciclo precesional (o que el año es 26.000 más corto que el año precesional) y en ese sentido sería vertiginoso.

La Tierra en uno de los dos puntos equinocciales de su órbita.

Temas relacionados:

Tutorial de manejo del simulador astronómico Stellarium

Curso on-line de Astronomía

Me gusta y lo comprendo
1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *