El ciclo Júpiter-Saturno y la era cristiana

El ciclo entre los planetas Júpiter y Saturno es de 20 años.

En esta publicación se muestra la dinámica entre ambos así como su relación con el inicio de la era cristiana y por ello su utilidad para medir su duración.




Podemos explorar esta cuestión con el simulador de Solar System Scope y con Stellarium.

Entre ambos, Júpiter se traslada más rápido, y a su velocidad pasa por delante de Saturno cada 20 años, es decir, un periodo en el que la Tierra realiza 20 órbitas mientras Júpiter realiza 1,7 y Saturno 0,7, es decir el 70% de la suya. Desde Júpiter se trata de una oposición de Saturno. Así, en 3 de esos ciclos en 60 años tienden a alinearse hacia el mismo punto como entre los años 2000 y 2060. Aquí podemos ver la última oposición de Saturno respecto a Júpiter; fue en el año 2000, y las próximas tres oposiciones son en 2020, en 2040 y en 2060.

En términos de tiempo jupiteriano podemos decir que el intervalo entre dos oposiciones de Saturno es de 1,7 años jupiterianos. Y desde Saturno se trata de la conjunción inferior de Júpiter. La 3ª alineación ocurre unos pocos grados más adelante, lo que hace que ocurra en el punto inicial tras 42 alineaciones con 854 órbitas de la Tierra, es decir 854 años (8 siglos y medio).

Vemos que el anterior paso de Júpiter por delante de Saturno fue cuando en nuestra memoria era el año 2000 de la era cristiana. Teniendo en cuenta que el periodo del ciclo entre ambos planetas es de 20 años podemos relacionar la edad de la era cristiana con este evento astronómico de modo que durante la era cristiana han transcurrido 100 ciclos Júpiter/Saturno… y 16 años más, y en 2020 serán 101 ciclos. Así, la era cristiana se habría iniciado con una alineación Júpiter/Saturno, pero en el primer año no se dio tal alineación. La alineación se dio 6 años antes, año 746 desde la fundación de Roma. Este año es significativo por ser el año de nacimiento de Jesús de Belén cuya fecha de nacimiento fue tomada por la Iglesia como referencia para establecer el inicio de la era cristiana, aunque la Iglesia calculó el momento 6 años más tarde, en el año 753 de Roma.

Ese año, el día 9 de noviembre, Saturno alcanzó su culmen en el meridiano celeste central a medianoche, y Júpiter también coincidió. E incluso también la Luna en fase llena.

Júpiter y Saturno coincidiendo en su culmen a medianoche. Alineación Tierra/Júpiter/Saturno. Septiembre año -6.

Júpiter y Saturno coincidiendo en su culmen a medianoche. Alineación Tierra/Júpiter/Saturno. Septiembre año -6.

Un paisaje como éste con la conjunción de ambos planetas en el meridiano, es decir a medianoche, también significa que la Tierra está entre el Sol y ambos planetas, es decir que en la dimensión del espacio interplanetario no sólo Júpiter está delante de Saturno sino también la Tierra delante de Júpiter y Saturno.

La Tierra delante de Júpiter y Saturno en el 6º año antes del inicio de la era cristiana, año de nacimiento de Jesús

La Tierra delante de Júpiter y Saturno en el 6º año antes del inicio de la era cristiana, año de nacimiento de Jesús

También podemos verla desde el Sol con Stellarium.

Desde el punto de vista terráqueo fue una oposición de Júpiter, y también una oposición de Saturno: doble oposición de Júpiter y Saturno, los dos grandes planetas, y a medianoche. E incluso se sumó la Luna en fase llena, otra oposición. Es una firma astronómica significativa que nos sirve básicamente como referencia de inicio de este ciclo de la Tierra con los grandes planetas. También nos sirve como señal astronómica de un evento histórico como fue el nacimiento de Jesús y así el ciclo de 20 años como medidor de la era cristiana, pues en 1994 hicieron 100 ciclos Júpiter/Saturno. 

¿Y al otro lado de la Tierra? ¿Qué se veía en el momento del mediodía? Veámoslo desde la latitud de un lugar significativo como Jerusalén, a 31,5º N.

El Sol estaba en el meridiano celeste de la constelación de la Cruz del Sur (actualmente, 20 siglos después, desde esa latitud no se tiene línea de visión de la Cruz del Sur debido al movimiento de bamboleo del eje de la Tierra por el que el horizonte ha ocultado esa franja de firmamento). Esta constelación puede ser la legendaria “estrella” (compuesta por estrellas) que Mateo (capítulo 2) cuenta que unos magos habían visto y que habían dicho que era la estrella del que había nacido, es decir Yeshua, el esperado Mashiaj o rey salvador de los judíos y del reino de Israel desde hacía 7 siglos (antes de la invasión de los asirios) desde la profecía de Yahvé a través de su profeta Miqueas (Miq. 5:2) en la que diera la señal de que nacería en Belén. Yeshua moriría en una cruz de tipo romano y por ello se le asoció con ella, sería adoptada como símbolo por los cristianos y llamada “cruz cristiana”. Así también tiene sentido que fuera la señal de su nacimiento. Lógicamente una “estrella” (real o alegórica) diferente del Sol (la guía hacia occidente) sólo puede verse de noche. En el caso de la Cruz del Sur se veía a medianoche 6 meses antes, a comienzos de marzo (y está “posada en” o “cuelga de” el ecuador galáctico). Y lógicamente hacia el Sur, que también es la dirección hacia la que está Belén respecto a Jerusalén y hacia la que iban los magos en su último tramo de 10 kms desde Jerusalén a Belén; y Mateo cuenta que la estrella iba delante de ellos.

Y en el año 2000 el 20 de junio (solsticio de la Tierra) Júpiter volvió a pasar por delante de Saturno. Fue el 100º ciclo entre ambos.

Así podemos medir la era cristiana usando el ciclo Júpiter/Saturno de modo que tiene una edad de 100 ciclos. Y la alineación de la Tierra con ambos también sirve de marca de inicio del tiempo desde el nacimiento de Jesús. Tal alineación conforma el ciclo Tierra-Júpiter-Saturno que ocurre cada 854 años,

Continúa en el ciclo Tierra-Júpiter-Saturno.

Artículo relacionado: Júpiter y el inicio del año cristiano.




Comprendido
0
Esta entrada fue publicada en Júpiter, planeta Tierra, planetas, Saturno y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *