Ciclo sinódico lunar

También se suele llamar ciclo de fases, ciclo sinódico, mes lunar, mes sinódico, lunación o luna. Comienza con el paso de la Luna por delante de la Tierra, en conjunción con el Sol.

Si visualizamos la órbita de la Luna como el círculo de un reloj, el punto de “las doce” es el punto por el que pasa entre la Tierra y el Sol y la dirección de traslación de la Luna es en sentido contrario al de las agujas del reloj. Eso no lo percibimos desde la Tierra, pues precisamente nos parece que la Luna se traslada hacia la dirección contraria, occidente, aunque es el efecto de la rotación de la Tierra. Mientras, la Luna se traslada en el otro sentido, y el cambio de la fase -perceptible incluso hora a hora si observamos con detalle la superficie- es resultado de esa traslación. En un día la Luna recorre la 12,2ª parte de su órbita cubriendo 86.400 km cada 86.400 segundos ó 24 horas, lo cual equivale a 3.600 kilómetros cada hora y 1 kilómetro por segundo.


Así, teniendo en cuenta que cada día se traslada 12,2º de su órbita sinódica (de fases) ¿cuántos grados se traslada a cada hora? Para saberlo hemos de tener en cuenta el periodo en horas de su ciclo completo de fases: 29,53 días, que son 709 horas:

360º : 709 horas = 0º 31′ = 0,5º = medio grado por hora

Así a cada hora se traslada medio grado (1/2 de grado).

Al mismo tiempo, en esa misma hora la Tierra gira 15 grados. Por tanto vemos la diferencia entre los grados que se traslada la Luna cada hora (0,5) y los grados que gira la Tierra cada hora (15). La diferencia es prácticamente de 30, que refleja el número de días del ciclo de fases: 29,5. Esa mayor velocidad angular de rotación de la Tierra respecto a la de traslación de la Luna es la razón que provoca que veamos a la Luna desplazarse 15º hacia occidente cada hora (por efecto de la rotación terrestre) mientras realmente se traslada 0,5º hacia la otra dirección. 

Es natural que visualicemos la órbita de la Luna como circular, pero si salimos de la Tierra y del propio sistema Tierra/Luna podemos comprender que el trayecto lunar no es un círculo, pues el sistema Tierra/Luna también se traslada.

Durante la órbita de la Tierra (1 año) la Luna pasa 12 veces entre la Tierra y el Sol en 354 días. Son 12 ciclos de fases, sinódicos ó lunares. Y luego realiza el 40% de otro ciclo durante 11 días hasta que la Tierra completa su órbita en 365 días. 

Por eso el ciclo terráqueo no es sincrónico con el lunar, aunque la sincronía sí ocurre en un periodo mayor: el ciclo luniterráqueo (o lunisolar) compuesto por 235 ciclos sinódicos o meses lunares. Otro ciclo compuesto por meses lunares es el de eclipses llamado Saros, de 223 meses lunares, es decir 12 menos que el lunisolar. También 8 meses lunares (236 días) sincronizan con el ciclo de alineación de Venus con Júpiter. Y 2 meses lunares son 59 días durante los que Mercurio realiza un giro sobre sí mismo y se vive una noche o día en Venus.

Comprendido
0
Esta entrada fue publicada en Luna y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *